“Hay una interesada relación directa entre el machismo y el edadismo. Ambos son cómplices para amargarnos la vida”, afirmó Francisco Olavarría Ramos, gerontológico social en su conferencia “Edadismo y Sexismo” celebrada la semana pasada en la Facultad de Psicología de la Universidad de Queretaro (México). Un encuentro facilitado por la ReGA (Red Gerontológica Aplicada)  y el Programa de Atención a Personas Mayores de la Facultad de Psicología. 

La psicóloga Sara Moreno de la Red de Gerontología Aplicada entrega un Diploma acreditativo a nuestro compañero, Francisco Olavarría

Iniciada la ponencia con un marco teórico prolijo, posteriormente su intervención se derivó en el análisis de casos prácticos donde se puso de manifiesto todo el trabajo que aún está por abordar en materia de derechos humanos, y en especial de aquellos conculcados a las mujeres mayores.

Olavarría Ramos, con una amplia trayectoria en comunicación, además de emprendimiento, e implicación en movimientos de activismo social considera que “es necesario quitarse la venda para detectar casos en todos los ámbitos que nos discriminan por cuestión de nuestra edad o género, como también por nuestras creencias religiosas, orígenes,  identidades sexuales, clase social, …”

“La realidad rica y diversa pero invisibilizada de las personas mayores como personas sanas o activas, por ejemplo, contribuye a que las personas mayores no conozcan que la vejez puede ser una etapa de serenidad y optimismo”, fue otro mensaje clave de su contra-discurso a la hegemonía del patriarcado o de la efebocracia en la que todos los países han caído.

Durante la segunda parte, el alumnado de Psicología tuvo la ocasión de participar en una serie de dinámicas planteadas por el profesor, a quienes éste premió con algunos regalos traídos desde España para incentivarles en el #GerontoActivismo.

Foto con algunos de los asistentes de la Conferencia + Taller “Edadismo y Sexismo” en la Universidad de Queretaro (México)

Cuaderno didáctico: “El Micro Edadismo lo vamos a jubilar”