Manresa, 11 de noviembre de 2016.- El trabajo colaborativo entre profesionales de la salud, cuidadores, voluntarios y familias es esencial en el acompañamiento al final de la vida, para dar respuesta a las necesidades de las personas y favoreciendo una muerte en paz. Esta es una de las principales conclusiones de las Mesas de Diálogo Edad&Vida sobre ‘Acompañamiento al final de la vida’ que se celebraron este jueves en la Fundació Universitària del Bàges 2 de Manresa.

La jornada, organizada por la Fundación Edad&Vida en colaboración con Grupo Mémora, estuvo dirigida a profesionales especializados en el acompañamiento y la atención a personas que se encuentran en esta última etapa y abordó aspectos como el de la espiritualidad al final de la vida o la muerte digna y en paz.

El encuentro fue inaugurado por la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de Manresa, Carlota Riera; el director general de la Fundación Edad&Vida, Albert Vergés; el director de Desarrollo Corporativo de SFB-Grupo Mémora, Josep París, y la delegada de Cohesión Social, Personas Mayores y Salud del Ayuntamiento de Manresa, Mercè Rosich.

Durante su intervención, Albert Vergés recordó la importancia de que las personas mayores “puedan disfrutar de una final de vida digno y en paz, recibiendo en todo momento el apoyo y la atención más adecuados”.

Josep París destacó la importancia de que empresas como Mémora se involucren en la atención a las necesidades de las familias y los profesionales que acompañan a las personas en la última etapa de sus vidas, con proyectos como los “Espacios de Apoyo”, un punto de encuentro en el que todos ellos pueden compartir experiencias y encontrar respuestas sobre el proceso de final de vida.

Las Mesas de Diálogo sobre ‘Acompañamiento al final de la vida’ tienen vocación de continuidad y de abordar, de forma periódica, diversas temáticas en una serie de encuentros que tendrán lugar en diferentes ciudades españolas.

El próximo 24 de noviembre, el Palau Macaya de Barcelona, acogerá una nueva edición de estas jornadas en la que se analizarán, desde un punto de vista profesional, aspectos relacionados con la planificación de las decisiones anticipadas, además de presentar proyectos innovadores siempre en el entorno de la atención al final de la vida.

Las Mesas de Diálogo se iniciaron con la conferencia de Sor Lucía Caram, monja dominica contemplativa, que habló de ‘La espiritualidad al final de la vida’, definiéndola como la vida vivida con conciencia y sentido. Sor Lucía Caram fue presentada por el director general de la Fundaciò Althaia, Manel Jovellsm que destacó las múltiples dimensiones de las personas, entre ellas, la espiritual y la necesidad de cuidarla especialmente en la última etapa de la vida.

A continuación, el director médico del Hospital Sant Andreu de Manresa, Cristòfol Ortega, moderó una mesa redonda sobre la contribución de los diferentes perfiles profesionales en la atención al final de la vida en la que participaron representantes de la Fundació Sociosanitària de Manresa, Fundació Althaia, Grupo Mémora y Amics de la Gent Gran.

Posteriormente, el director de Desarrollo Corporativo de Grupo Mémora, Josep París, dio paso a la conferencia “Los últimos días de vida. Morir en paz”, a cargo de Marcos Gómez Sancho, asesor en Cuidados Paliativos del Consejero de Sanidad de Gobierno de Canarias y director del Programa Regional de Cuidados Paliativos de Canarias.