Sevilla, 21 de febrero de 2019. El Círculo Empresarial de Cuidados a Personas de Andalucía (CECUA) se ha reunido esta mañana en su sede de Sevilla con entidades sociosanitarias para abordar el panorama actual de este sector, donde ha quedado de manifiesto que se necesitan más de 10.000 plazas residenciales para dar respuesta a la demanda que existe en Dependencia en Andalucía. Desde la patronal andaluza se estima que gestionar estos nuevos servicios generaría una cifra de actividad de 190 millones de euros y supondría la creación de 5.000 puestos de trabajo anuales de calidad en atención directa a usuarios y usuarias dependientes.

Esta medida crearía alrededor de 5.000 empleos anuales estables y de calidad en atención directa a usuarios y usuarias en situación de dependencia generando una cifra de actividad de 190 millones de euros.

Además, la inversión en infraestructuras y equipamientos sociales que acarrearía tendría un coste de 400 millones de euros, que significaría generar cerca de 25.000 empleos indirectos durante dos años en el sector de la Construcción e industrias afines.

Actualmente CECUA representa los intereses de empresas con un volumen de facturación de 140 millones de euros que atienden a más de 11.600 personas usuarias y emplean a 5.000 profesionales en Andalucía, poniéndose a disposición de la Administración como agente de referencia para el desarrollo de la colaboración público-privada dentro del sector sociosanitario con el objetivo de ayudar a generar empleo estable mientras se ofrecen servicios demandados por la población. En este sentido, para CECUA es prioritario que las empresas puedan participar en el diseño de la estrategia y planificación del mapa de recursos y servicios.

Para resolver esta situación CECUA propone a la Administración impulsar la colaboración público-privada en el sector sociosanitario para que las empresas puedan participar en la planificación y estrategia en el ámbito local y autonómico.

Según Andrés Rodríguez, presidente de CECUA, “la participación de las empresas sociosanitarias en la planificación permite generar nuevos recursos o adaptar los dispositivos actuales o aprovechar los espacios públicos disponibles de forma que se aborde en función de las necesidades reales de envejecimiento de la población a los distintos niveles de dependencia y cronicidad. Es esencial aprovechar los recursos existentes y colaborar junto a la Administración local y autonómica en una estrategia de optimización para facilitar una calidad de cobertura que nos transporte a la segunda modernización del sector en Andalucía, ajustando adecuadamente los costes con un sistema garantista hacia las necesidades de las personas más vulnerables”, añade el representante de la patronal andaluza.