Existe una soledad agradable y reconfortante que resulta beneficiosa para nuestro bienestar. Pero a veces, la soledad puede convertirse en una experiencia de sufrimiento y aislamiento que afecta negativamente a quienes la sufren y a todo su entorno. Es entonces cuando hablamos de soledad no deseada, esa sensación que nos lleva a pensar o decir… “Me siento sola”, “Me siento solo”.

En la ciudad de Madrid, más de 240.000 personas sufren este malestar en su día a día.

El proyecto Prevención de la soledad no deseada es un piloto integrado en el plan Madrid Ciudad de los Cuidados, iniciado este año y que estará gestionado por Tangente. 

El pasado 18 de diciembre estrenaron su proyecto audiovisual resultado de dos años de investigación y producción. Soledad es un cortometraje que nace al calor del proyecto de Prevención de la Soledad no Deseada de Madrid Salud del Ayuntamiento de Madrid, gestionado por el Grupo Cooperativo Tangente, en los barrios de Tetuán y Chamberí.

Dirigido por Diosbel Perdomo y protagonizada por la Red Vecinal de Apoyo a la Soledad no Deseada de Almenara-Ventilla, este corto muestra la realidad que sufren muchas mujeres mayores en los barrios de Madrid, como la soledad y tristeza que emanan del aislamiento.

A lo largo de los pasados meses de agosto y septiembre, la Red Vecinal de Ventilla en coordinación con el equipo técnico del proyecto, realizó la primera fase de producción y grabación del cortometraje. Pruebas de vestuario, selección de escenarios, ensayos y mejoras al guión, por señalar algunas acciones que fueron construidas por los propios vecinos y vecinas, gracias a las orientaciones de Diosbel, actor y productor cubano.

Foto: Ena Velasco y su compañero de actuación, durante su proyección en el Centro de Formación Padre Piquer.

Pincha mientras tanto para ver el trailer:

Familia Aberta, una respuesta a la soledad no deseada