Mujer mayor

Vine a esta vida a hacer una bella obra y he trabajado mucho en ella, desde mi formación académica, mi transcurrir laboral, mi hogar paterno y mi propio hogar. 

Me he curado las grietas pintándolas con oro, y continuo con el pincel activo. 

He crecido interiormente, aprendiendo a perdonar, a no herir, a confiar plenamente en Dios, controlando el no aceptar su voluntad. 

He creado y disfrutado de sus resultados, con personas de mi entorno y con las que llegan a mi vida. 

He soñado con ideales y con un futuro enfocado en el bienestar físico, emocional y espiritual 

Cumplí metas y disfruté sueños, supe levantarme cuantas veces me caí 

Miro con optimismo real. Amo a la gente, descubro la belleza que alberga la naturaleza, cuanta abundancia, majestuosidad y perfección hay en ella, en esa contemplación de todo lo creado, vibra todo mi ser.

¡Gozo muchas cosas! La inocencia de los niños, la alegría y la armonía que hay en la música, la vitalidad de la danza y del ejercicio, mis aficiones y mis labores de hogar. 

Yo no tengo porque aferrarme al bastón de mando de mi autonomía, estos años y las grietas “cerradas con oro” me permiten aceptar mis limitaciones, exclusiones e incluso la soledad. 

Sí, soy una mujer mayor, digna, firme y feliz, que continúa haciendo su obra de arte con pinceladas y con los más hermosos y trascendentales trazos. 

El creador me espera para aprobar mi obra de arte terminada, que será una brújula para mi hijo, nietos, biznietos, sobrinos y demás navegantes de la vida, incluidos mis amigos de este club de la vida y también de quienes se encuentran perdidos en la noche fría de los años. 

Así que disfruto lo que quiero a mi manera y en mi tiempo, con ganas de aprender y darle movilidad a mis pensamientos, porque sé que en estos años mi ser, es mi hermosa compañía. 

Entonces…….sonrió a la vida. 

AlciSarmo 

Bibliografía: El arte de Envejecer. Isabel Aguera. 

Bogotá, D.C, septiembre de 2020 

 

Sobre mí

Alcira Sarmiento Molina, nací en la ciudad de Bogotá hace 67 años, soy la mayor y única mujer en el hogar de Carlos Eduardo Sarmiento Buitrago, Q.E.P.D. y Mary Molina Acosta de Sarmiento. Estudie Administración Publica en la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, en Bogotá. 

Los inicios de mi vida boral profesional me llevaron a la hermosa ciudad de Pereira donde me case y nació mi hijo Juan Camilo, quien este año me dio el mejor regalo, mi nieto Sebastián. 

Mi vida laboral termino en la ciudad de Bogotá en la Alcaldía Mayor de Bogotá. 

Soy felizmente pensionada hace 8 años. Disfruto del programa Adulto Mayor Cafam hace 6 años, lo que ha contribuido a tener una vida activa, de crecimiento, relajada, entusiasta, sana y optimista. 

Vivo físicamente sola pero anímica, espiritual y mentalmente muy acompañada de mi familia y de grandes y afectuosos amigos de Pereira, Bogotá, Bucaramanga, Cali y de Madrid, España y de otras ciudades intermedias. 

No Hay Más Artículos