envejecer

Vivir más, aprender a envejecer

 

Hace más de un año que me recomendaron leer los libros del Dr. Diego Bernardini, médico de familia argentino especializado en adultos y personas mayores. Llevaba unos cuantos meses de haberme integrado a un proyecto innovador, orientado a potenciar la vida de personas mayores y necesitaba armar mi biblioteca personal sobre un tema del que se habla poco.

No son libros que se encuentran en nuestras librerías, así que tuve que comprarlos en digital. Su lectura me atrapó de inicio a fin. Están escritos para abrir nuevos horizontes relativos al envejecimiento. Empecé por el último, La segunda mitad   porque es la cancha en la que se juega mi vida ahora. Un libro que de entrada anuncia que es la hoja de ruta para los que doblamos la esquina, dando pautas sobre cómo vivir ese tiempo que se nos añade y que requiere de un nuevo estilo de vida. “La etapa más larga e interesante de nuestras vidas, donde la confianza, el valor de los vínculos y la libertad de elegir se vuelven valores intangibles y decisivos”.

 

“Cambia, todo cambia” dice Mercedes Sosa, una especie de mantra para nuestra generación. Miro retrospectivamente este último tiempo y noto cómo se ha transformado mi idea inicial sobre la vejez. Tenía una imagen muy plana acerca de un periodo de tiempo del que nadie sabe bien a qué edad comienza y mucho menos todo lo que implica.

“Todos queremos vivir más años, pero nadie quiere envejecer”. Una gran paradoja del siglo XXI. La ciencia y la medicina se están encargando de lo primero. Según las investigaciones del israelita Noah Yuval Harari, autor de <<Homo Deus: Breve historia del mañana>>, para el 2050 la expectativa de vida podría bordear los 150 años. Pero ¿quién quiere vivir tanto tiempo durante una etapa en la que dejas de ser joven, esa camisa de fuerza que nos hacen sentir que es la vejez?

La nueva temporada de la afamada serie Sex and The City, -And just like that-, es una representación interesante del proceso que implica el tránsito de la juventud a la vejez, pasando por la adultez. Una transformación que no sucede de forma lineal. Más lógica que cronológica. En la serie vemos personajes que viven el desconcierto de no saber a qué mundo pertenecen. Se sienten jóvenes, pero su entorno les devuelve una idea contraria que amenaza su identidad. Es un tiempo de autorregulación que puede vivirse con una alta dosis de confusión y ansiedad o como un tiempo de liberación, de celebración por la vida.

Hablar sobre la vejez como parte de un proceso natural, que nos llega a todos, requiere entender primero que la juventud ha sido sobrevalorada. Las fuerzas del mercado nos la venden como un estado ideal irrenunciable. Les hemos comprado la idea de felicidad ligada exclusivamente a ser joven, junto con la idea de vejez como un estado de pérdida. ¿Cuántos productos y medicamentos anti-edad conocen? ¿Cuántos hemos comprado? Los invito a que vayan a su baño y revisen cuántas armas para “combatir” el envejecimiento tienen debajo del espejo. Ese lugar donde a diario nos enfrentamos al momento de la verdad sobre quiénes somos realmente, quiénes quisiéramos ser y qué versión decidimos mostrar a los otros.

Estamos inmersos en un lenguaje bélico contra la vejez que requiere ser desarmado con una nueva narrativa. El lenguaje afecta nuestra manera de percibir el mundo, lo transforma. Comencemos a hablar de forma más amable y empática sobre una etapa por la que todos vamos a transitar.

Habitamos en un cuerpo que envejece desde el día en que nacemos y que lo seguirá haciendo durante un largo tiempo. ¡Aceptémoslo!

 

Psc. Alexandra Landázuri Savinovich

Directora del Club Vivemás online

Página web: https://www.vivemas.com.ec/

e-mail: info@vivemas.com.ec

cel: +593 998056615

Facebook e Instagram: @vivemasmiclub

Twitter: @ClubVivemas