Eficacia, determinación, responsabilidad, compromiso y veracidad, son algunos de los componentes que te harán ser diferente al tomar decisiones relacionadas con los servicios que se dirigen a personas mayores.

Entender que el proceso de envejecimiento es un constante cambio, el cual conlleva a todos los profesionales de la salud y al gobierno a  implementar nuevas formas de abordaje, tratamiento y de atención para las personas mayores.

Las acciones que se estaban realizando en los diferentes ámbitos de atención han sido ineficientes, principalmente cuando hablamos de “asilos”, el cual es el tema del que quiero hablar, estos lugares no son regulados eficazmente por las autoridades gubernamentales y tampoco sociosanitarias, lo cual le permite a cualquier persona sin vocación, sin estudios y sin licencia operarlos, muchos de ellos trabajan de manera clandestina, siendo negligentes e infringiendo en los derechos de las personas mayores, generando un mal cuidado, violencia y maltrato. 

Ojalá, ahora sí, veamos la realidad y seamos conscientes de cómo una pandemia vino a esclarecer que hay un sector de la población de desinterés a nivel mundial, no querían ver que el envejecimiento está aquí, y si es verdad, los viejos son más vulnerables y además se están muriendo en “asilos”, lugares que ni sabían de su existe;  por ello, como gremio debemos presionar para establecer políticas públicas regulatorias que den seguimiento a los lugares dedicados a atender a personas mayores. 

Es una gran oportunidad que tenemos para darle a conocer a la sociedad sobre  la existencia de residencias asistenciales que sí cuenten con estándares de calidad y calidez, las cuales son dirigidas principalmente por profesionistas, es vital y fundamental que haya una regulación adecuada  y supervisión de ellas. 

La implementación en los modelos de atención deben cambiar constantemente, según sean las necesidades de las personas mayores y de la sociedad, por eso, ser GerontoActivistas nos  demandará ser promotores y protectores de los derechos de las personas mayores, porque como lo dice nuestro gran amigo Francisco Olavarría “el gerontoactivismo te protege de un mal envejecimiento”. Entonces, podremos identificar que nuestra forma de operar y funcionar en nuestras instituciones deben transformarse siempre para seguir fomentando e impulsando el desarrollo de las personas mayores, los cuidados integrales y el trato humano, solo así estaremos dirigiendo una atención y cuidados dignos.

“Estoy segura que esta pandemia marcará un antes y un después en el trato y el cuidado que se les da a las personas mayores”

  🇲🇽

fundadora y directora de AmbarCenter, Centro Gerontológico, especializado en atención a Personas Mayores. Licenciada en Gerontología egresada de la UAEM, Maestra en Neuropsicología por la Universidad Mondragó Querétaro, Diplomada en Administración de Centros Gerontológicos por el Instituto Politécnico Nacional y la SOMEGGI, Diplomada en Electroacupuntura Ryodoraku y Electroacupuntura en manejo multidisciplinario de la obesidad por la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza y el Instituto Mexicano de Acupuntura Ryodoraku A.C, Diplomada en Tanatología por la AMTAC Querétaro.

🇲🇽

Ha trabajado en Homecare Assistance, San Mateo California, Docente de la Universidad Tolteca en San Juan del Río Qro, fue Embajadora de la AMGG Asociación Mexicana de Gerontología y Geriatría, A.C en el 2018, Pertenece a la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (AMEXME) capítulo San Juan del Río, Editora del Área de Gerontología de la revista aprendiendo a envejecer, miembra del comité de edición de la Revista Geronte.

🇲🇽

“¿Yo llegué a la Gerontología o ella llegó a mí?”

No Hay Más Artículos