Arte y personas mayores

La propuesta de trabajar con las personas mayores de forma activa por medio del dibujo artístico, no solamente de ocupación del tiempo de ocio sino también terapéutico, nos ayuda fortalecer el acercamiento sensorial que nos lleva como factor principal estimular las funciones neurocognitivas, no obstante en la últimas décadas han surgido nuevas aplicaciones en el terreno del arte, podemos encontrar en su mayoría un sin fin de talleres dirigidos a personas mayores, pintura, danza, música, etc. Pero por consiguiente se pueden encontrar disciplinas que van ligadas a ella;  el arteterapia, danzaterapia, musicoterapia etc. La comprensión de lo artístico y la reflexión que podemos hacer desde un campo concreto del pensamiento, es un proceso que trasciende a los distintos países y nos une a las actuales tendencias que mueven el conocimiento hacia la globalización sin separarnos de las culturas e identidades propias.

Tomando un poco de lo que es el arte desde una perspectiva concretamente antropológica, es considerado como un fenómeno cultural, de carácter universal que afecta a todas las personas, grupos sociales y culturas dentro de un contexto multicultural y un punto de vista postmoderno, es por la misma razón que ganar terreno en la elaboración de modelos educativos a las artes actuales y situar a la educación artística en el lugar que le corresponde en una sociedad donde hace tiempo que la imagen lo invade todo.

Ahora bien el arte no tiene las mismas implicaciones para un niño que para una persona adulta mayor, el concepto que ambos tienen difieren uno a otro, mientras que para el niño el arte es solo una forma de expresión, las personas mayores tienen una visión más amplia y quizás más distorsionada de lo que es, misma de que el organismo está en constante crecimiento, como la vida misma, por lo tanto también se debe considerar como un proceso en el que existen cambios en el desarrollo personal, intelectual y social.

Cambios físicos y sensoriales: se producen cambios en nuestros órganos y sistemas de nuestro cuerpo, variables entre los individuos, pueden ser morfológicos (afectando a la estructura) y/o estructurales afectando a la función. Por ejemplo se reduce la estatura, la piel pierde elasticidad, la marcha se altera etc. 

Envejecimiento psicológico normal: lo más evidente es el deterioro de la memoria reciente, sin ser patológico, también ocurren cambios afectivos y en la personalidad normal y esperable, es normal el incremento de la vivencia de pérdidas a mayor edad (tanto a nivel real como subjetivo).

Cambios en la inteligencia, el lenguaje, la memoria, la atención y el aprendizaje; Existe un declive a partir de los 60 años pero forjando habilidades cognitivas tempranas y complejas beneficia mucho en su ritmo de aprendizaje logrando obtener un envejecimiento activo. 

 Ahora hablemos un poco de la arteterapia, es una profesión asistencial que utiliza la creación artística como herramienta para facilitar la expresión, se pone en práctica en sesiones individuales o grupales, se utiliza la creación como medio de comunicación favoreciendo el conocimiento de uno mismo, el desarrollo personal, la mejora de la salud y la calidad de vida, Atraves de este proceso de introspección en la cual expresan sus sentimientos, recuerdos etc., usando como medio el dibujo la pintura etc. Bien para poder tratar el tema del arte desde un punto de vista educativo es forzoso encontrar sentido a su origen y valorar los componentes que permiten que se manifieste, desde el conocimiento de las técnicas, recursos y procedimientos adecuados, a la hora de abordar talleres para personas mayores, no hay que olvidar factores a los que están sujetos, la enseñanza y el aprendizaje de las imágenes, así como la evaluación de sus limitaciones. 

Taller de pintura y dibujo en colima 

Técnicas Básicas (secas)

Lápices de grafito: existen grafitos de diferentes durezas, cuanto más blandos son, permiten un trazado más oscuro con menos presión por lo tanto más apto para una motricidad más fina debilitada o poco entrenada. 

Lapice de colores; al igual que ocurre con los lápices de grafito, los lápices de colores poseen distintos grados de dureza, pero en estos no vienen indicados con marcas, su mina contiene colorantes.

Lápices acuareables: son aquellos lápices en los que la goma aglutinante de los pigmentos es mucho menos fuerte, que permite disolver los colores con agua una vez que hemos dibujado con ellos y crear así efectos parecidos a la acuarela,

Carboncillo: se comercializa en barras pequeñas de diferentes grosores y permite su difuminado con gamuzas, o con la propia mano, apto para los grandes formatos, permite realizar trazos grandes que fomentan la actividad de la motricidad gruesa, se trabaja sobre papel granulado.

Pastel: solemos encontrarlas en formas de barras, o lápices de múltiples colores conseguidos a base de pigmentos, al igual que el carboncillo, puede ser difuminado con un trapo y al terminar el dibujo se debe fijar con un spray y se trabaja sobre papeles rugosos que permitan la adhesión del pigmento.

Técnicas secundarias (Húmedas) 

Acuarela: consistentes en la mezcla de pigmentos muy finos con goma arábiga, diluidos en agua, esta técnica permite obtener trasparencias y una gran luminosidad utilizando pinceles muy suaves, solemos encontrarla en forma de tubos o pastillas secas.

Oleo: consiste a base de pigmentos en aceite de linaza, y se utiliza como diluyente la trementina, con la que se consigue mayor trasparencia en el color, posibilitando así trabajar de manera opaca.

Bien para terminar a manera de conclusión el arte necesita del intelecto y de las emociones para su ejecución no sin antes tampoco descartar las limitaciones de cada una de las personas mayores, ya que cada una de igual forma puede tener sus ideas fijas, sus rutinas artísticas y de nada sirve aspirar a cambiar sus procedimientos de un día para otro, son ellos/as los que en un principio marcan el ritmo, para eso es necesario conocer a la persona mayor que se quiere motivar , hay que llegar a comprender sus aspiraciones, pues nuestro intento de que asuman las nuestras puede verse en muchas ocasiones rechazado.

Sin embargo las personas mayores deben sentirse capaces de continuar desarrollándose personalmente, de aprender cosas nuevas que nunca antes habían podido probar (en la mayoría de los casos) sin más que decir debemos tomar ventaja a las actividades artísticas ya sea grupales o individuales que ayuden a mejorar su efectividad a expresarse emocionalmente, descubriéndose así mismos y ayudándose a salir de la monótona rutina en la que normalmente se encuentran sumidas, la persona mayor debe concienciarse de su capacidad de desarrollo personal y de enriquecimiento durante la etapa final de su vida, esta concienciación ha de ser social al mismo tiempo ya que promueven iniciativas colectivas reforzando las posibilidades de un mejoramiento de la autoestima y habilidades neurocognitivas a lo que conlleva a un fortalecimiento de un envejecimiento activo y exitoso.

Mi nombre es Eduardo Bautista Hernández originario de nacimiento en la Ciudad de México, desarrolle mis estudios en el estado del Hidalgo como técnico profesional en gericultura por parte del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Hidalgo (CECYTEH) así como la Licenciatura en gerontología por parte de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) máxima casa de estudios de la misma entidad, actualmente me encuentro como  Colaborador para DIF Estatal “Delegación Colima” en la coordinación de pláticas y talleres en materia de envejecimiento y Voluntariado en gestor de proyectos del patronato de instituciones de asistencias privadas (IAP) del Estado de colima, artista por convicción enfocado a personas adultas mayores con grados deterioro cognitivo centrados en la arteterapia.

No Hay Más Artículos