Muletas amigables made in México

Reproducimos la conversación que tuvieron Sara Moreno, psicóloga y gerontóloga social y su paisano Rafael Riego, un talento mexicano al que no debemos perder la vista.
Rafael, ¿podrías contarnos un poco sobre tu persona? algo para conocerte mejor
Nací en la ciudad de méxico bajo una familia de artistas y arquitectos. Soy diseñador industrial de profesión y mi especialidad es en diseño y arte con tecnologías sustentables. Soy amante del origami y todo lo que tenga que ver con nuevas aplicaciones de papel, creo que este material ha tenido grandes avances en los últimos años gracias a la computación. Mi mayor inspiración es gente que piensa fuera de lo cotidiano como lo son Robert Lang, Elon Musk y Dean Kamen.
¿Qué crees que fue lo que te llevó a ver las necesidades que ahora trata de cubrir esta creación tuya?
El riesgo que presentan los médicos por la escasez de cubrebocas con certificación a nivel mundial fue lo que me llevó a crear la mascarilla, quiero brindar una alternativa para que dejemos el equipo especializado a quien más lo necesita ya que su vida depende de él.
¿Crees que además de estas necesidades, también ayude a las personas de otra forma, menos material?
Este proyecto tiene la meta crear una alternativa «open source» a los cubrebocas convencionales para poder experimentar e impulsar de manera colaborativa, con materiales reciclables comunmente encontrados en casa y que se pueda construir en cualquier parte del mundo. No es necesario una impresora o instrucciones, con el video en si y la materia prima es suficiente. El factor clave es empoderar a la gente.
Este producto reúne dos conceptos interesantes e importantes: la accesibilidad y que sean amigables con el ambiente, ¿cómo llegaste a unirlos?
Mis diseños en general se basan en esos dos puntos especificamente y por eso trabajo también con madera y pulpa, suelo probar diferentes alternativas y el proceso de prueba-error toma tiempo. Esta idea fue espontanea y afortunadamente llegué al diseño final en un par de días, lo más importante era que sellara correctamenta la mascarilla y que se pudiera adaptar a diferentes rostros fácilmente.
¿Crees necesario que las empresas y productos realmente estén diseñados pensando en la personas más que en los consumidores?
Creo que en esta nueva economía que cualquiera desarrolle algo físico debe tomar estos dos conceptos anteriores como la base de su idea, ya que tenemos una responsabilidad de pensar más allá y dejar atrás métodos arcaicos de fabricación con materiales dañinos en escalas insostenibles. Soy proponente de no abandonar una economía transaccional, más bien adicionar estos dos conceptos anteriores a la ecuación como factores principales. Las empresas tienen que humanizar su propuesta de valores y como mencionas dejar de ver a nuestros usuarios simplemente como consumidores.
¿A qué te has enfrentado retos o alicientes en este camino?
El reto más grande ha sido mental y personal, a veces pensamos que nos es imposible llevar algo a la realidad y nos limitamos nosotros mismos.
¿Qué viene después de esto?
En un par de meses lanzaré los primeros productos de una linea de aparatos ortopédicos de cartón que llevo desarrollando por mas de 6 años.
¿Te ha interesado continuar en este campo?
Creo que la vida me ha llevado al campo médico/colaborativo y me siento muy afortunado de poder ser parte de esta causa.
¿Qué relación tienes con el sector de la Discapacidad?
Las escuelas en las que incursé siempre tuvieron un eje humanitario. Me acercaron con este sector y me hicieron ver desde niño que no todos tenemos las mismas oportunidades. Quiero desarrollar las herramientas para ayudar a todas las personas que pueda por medio de herramientas competentes, ascender y trascender como especie en conjunto.
¿Algún caso en tu familia?
Ninguno
¿Cómo te gustaría imaginar a México en 20 años? 
Me imagino un México unido que logró sanar las injusticias del pasado y dejó la división atrás, que retomó sus grandes raíces y aprecia la diversidad que lo conforma. Asistido de la tecnología y potencia mundial en producción de recursos renovables, me imagino el eje económico del continente entero con una visión global.

10 Maneras divertidas de Vivir más Tiempo