Las salas Snoezelen en la enfermedad de Alzheimer: un enfoque multisensorial

Snoezelen es un tipo de terapia que se desarrolló en los Países Bajos en la década de 1970 por instituciones que cuidan a personas con discapacidades graves. Usando la luz, el sonido, los olores y la música para iniciar sensaciones agradables, la idea de snoezelen es tener efectos relajantes y activadores que promuevan el bienestar. Snoezelen se ha utilizado para personas con autismo y otras discapacidades del desarrollo, y también para personas adultas con demencia y lesiones cerebrales.

Guía práctica de terapias estimulativas en el Alzheimer

La palabra “snoezelen” es una contracción de las palabras holandesas para oler (snuffelen) y dormitar (doezelen). También llamadas salas de estimulación multisensorial, se considera que las salas de snoezelen son tranquilizadoras y relajantes para las personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, especialmente aquellas con demencia en etapas avanzada con tendencia a la deambulación, experimentan el sundowing y se encuentran angustiadas.

Una descripción de una sala de snoezelen se relaciona con “estrellas que brillan en la oscuridad débilmente”, “burbujas de colores que se elevan en una columna iluminada alta frente a un espejo”, y “hebras de fibra óptica que parpadean en naranja, amarillo y blanco . ” Los suelos de las salas snoezelen se pueden ajustar para estimular el sentido del equilibrio.

Las salas de Snoezelen son especialmente comunes en Alemania, pero también se han establecido en residencias de personas mayores en numerosos países, como Canadá, Estados Unidos y cada vez son más comunes en España.

Montar una sala Snoezelen

Una desventaja de la terapia snoezelen es su elevado coste. Las salas tienen precios muy elevados, con un promedio de aproximadamente 20.000€. La web de la Asociación Internacional de Snoezelen recomienda una lista de elementos para configurar una sala de este tipo, siendo un total de 24,  que incluye 10 tapetes, una “plataforma acolchada para unidades de burbujas” y cuatro paredes de ballpond.

Todas las salas snoezelen son ambientes estructurados. Pueden contener un panel de luces de colores, tubos o paredes de burbujas, y un proyector y una rueda de colores, que arroja imágenes, generalmente, a través del techo y las paredes de la habitación.

Cómo se usa una sala snoezelen

El tiempo que una persona pasa en una habitación de snoezelen puede variar. Algunos centros permiten que los pacientes visiten una sala de snoezelen de manera libre; otros trabajan con grupos pequeños de pacientes o uno a uno para ofrecer sesiones cortas diarias con un Terapeuta Ocupacional. Se ha encontrado que una sesión corta, que dura entre 15 y 30 minutos, es útil para las personas con Alzheimer al disminuir la tendencia a camina, hasta cuatro horas después.

Si bien no es una cura para el Alzheimer, snoezelen promueve el bienestar sin recurrir a medicamentos. La base de evidencia para el tratamiento con snoezelen para la agitación relacionada con la demencia es razonablemente buena: se han realizado tres ensayos controlados aleatorios, todos los cuales mostraron beneficios positivos a corto plazo.

A modo de comparación, un artículo de revisión de 2008 que resumió la evidencia de muchas estrategias no relacionadas con la medicación en la demencia encontró que la evidencia que respalda la terapia con snoezelen era tan buena como la evidencia que respalda la musicoterapia, la terapia de manejo del comportamiento y la formación / entrenamiento del personal. Además, un estudio comparativo de 2015 encontró que tanto las “mejores prácticas comunes” como la terapia de snoezelen fueron aproximadamente igualmente útiles para reducir alteraciones conductuales.