¿Qué es el Shadowing?

El Shadowing hace referencia a cuando las personas con enfermedad de Alzheimer u otro tipo de demencia siguen constantemente a sus cuidadores. Ellos lo pueden imitar, caminar dondequiera que vaya, y llegar a sentirse muy ansiosos si el cuidador intenta pasar mucho tiempo lejos de ellos.

¿Por qué las personas con demencia siguen a sus cuidadores?

A menudo, el Shadowing parece estar impulsado por la ansiedad y la incertidumbre de la persona. Ellos pueden sentir que su cuidador es la única persona que les da seguridad y les resulta conocida en su vida, es casi como un salvavidas.

En el momento en que el cuidador entra en una habitación diferente, sale a la calle o se cierra una puerta para ir al baño, la persona con Alzheimer puede tener miedo, sentirse insegura y molesta.

Incluso el cuidador más dedicado, amoroso y paciente necesita un descanso. 

¿Por qué el Shadowing se considera como un comportamiento difícil?

Mientras que el Shadowing no es uno de los más típicos comportamientos problemáticos como la agresividad o las alucinaciones, se puede presentar como un reto significativo. Los médicos que tratan con Shadowing a menudo reportan una sensación de claustrofobia, donde necesitan estar constantemente con sus seres queridos y nunca les dejan hacer nada solos. Incluso darse una ducha sin interrupción puede ser un reto para un cuidador.

¿Cómo pueden los cuidadores afrontar el Shadowing?

Una forma de reducir la frustración de ser seguido constantemente es tratar de recordar que la persona con demencia tiene miedo y ansiedad. La forma en la que interpretes su comportamiento (como resultado del miedo en lugar de como propósito tratar de irritarte a ti mismo) puede marcar una gran diferencia en tu manejo.

Por ejemplo, un hombre sentía como su esposa estaba tratando de controlar todas sus acciones porque ella lo seguía sin cesar y ni siquiera le permitió trabajar media hora en su ordenador. Si bien este comportamiento fue muy frustrante, su percepción sobre la forma de actuar de esta manera para controlarlo y molestarle empeoró las cosas.

Reconociendo el Shadowing como una reacción a la ansiedad y la confusión puede ayudar a proporcionar energía extra para responder a ella.

Además, es imprescindible que como cuidador se trate de encontrar una manera de “escapar” puntualmente. Incluso el cuidador más dedicado, amoroso y paciente necesita un descanso. Para proteger su bienestar emocional, todo cuidador debe permitirse un momento de intimidad para darse una ducha o hacer unos ejercicios breves de relajación.

Tal vez un buen vecino podría salir a dar un paseo con tu ser querido, o si cuentas con un cuidador de relevo puede pasar un par de horas él, mientras tú vas a un grupo de apoyo. ¿Hay algún otro miembro de la familia o amigo al que puedas visitar con regularidad? También puedes buscar información en los centros de atención de día para adultos que tienen programas específicos para personas con demencia. Sea lo que sea, teniendo una especie de “tiempo fuera” puedes recargar tu energía emocional y te permitirá continuar con el cuidado de tu familiar.

¿Cómo se puede reducir Shadowing?

Actividades significativas

Una forma de reducir el Shadowing es involucrar a tu ser querido en actividades interesantes y significativas. Estas no tienen por qué ser actividades estructuradas con un grupo de personas en un entorno profesional. Puede estar bien en tu propia casa, y pueden ser parte de una rutina diaria tranquilizadora. La clave es que las actividades sean significativas para esa persona de forma que capten su atención, lo que reduce su obsesión contigo. Por ejemplo, tu familiar podría doblar la ropa o las toallas todos los días, o hacer un puzzle.

Para obtener más información acerca de las actividades significativas, aquí puedes consultar un artículo que enumera la importancia de las actividades significativas: 8 razones por las que las actividades significativas son importantes en la demencia

Aperitivos

La Asociación de Alzheimer en Nueva York recomienda la “terapia de cereales” o “terapia de chicle” – en el que dar a la persona un poco de comida para picar o un chicle para ocuparlos. Por supuesto, asegúrate de que el aperitivo que elijas no es algo peligroso que puede provocar un atragantamiento.

Música

También puedes darle los auriculares para que escuche una grabación de sus selecciones musicales favoritas, o incluso hacer una grabación de ti mismo hablando a tu familiar para tranquilizarle. La música beneficia a muchas personas con la enfermedad de Alzheimer, y la lo conocido y familiar puede ser calmante y relajante

Referencias bibliográficas:

  1. Alzheimer’s Association, New York. Sundowning and Shadowing.
  2. Alzheimer’s Australia Dementia Research Foundation. Anxious Behaviors.
  3. Fischer Center for Alzheimer’s Research Foundation. Shadowing.
  4. The Internet Journal of Neurology. 2011 Volume 13 Number 2. Illumination of Shadowing Behavior in Individuals with Alzheimer’s Disease: Proximity-Seeking? As Life Becomes the “Strange Situation”.