¿Importan las relaciones en la Atención Centrada en la Persona?

Mantener la individualidad es una parte clave de la construcción y el fomento de las relaciones. Kitwood y Bredin (1992) discutieron cómo la interdependencia es una condición necesaria para ser humano. Sin embargo, debido a la enfermedad de Alzheimer, la dependencia de otros es una necesidad para las personas con demencia.

El entorno de atención se convierte en una necesidad absoluta, tanto física como psicológicamente. Esta relación es crítica. Kitwood y Bredin (1992) explicaron que la personalidad solo puede garantizarse en el contexto de una relación de mutuo reconocimiento, respeto y confianza. En su trabajo anterior, Kitwood describió 10 procesos e interacciones que tienden a despersonalizar a una persona con demencia, que incluyen desempoderamiento, etiquetado, infantilismo y objetivación y se enmarcan dentro de la denominada “psicología social maligna”.

Envejecimiento activo: Relaciones sociales y compromiso social.

Las palabras sí importan, ya que el lenguaje conduce a las percepciones y, en última instancia, a la atención. Las etiquetas despersonalizan a los individuos y pueden llevarlos a ser tratados de manera que no apoyen su personalidad.

Las relaciones con los demás tienen un gran impacto en la personalidad. Kitwood y Bredin (1992) creen que la personalidad de las personas con demencia debe reponerse continuamente, su individualidad debe ser evocada y tranquilizada continuamente. La otra persona, el cuidador, es necesaria para contrarrestar la degeneración y la fragmentación y mantener la personalidad.

Las palabras sí importan, ya que el lenguaje conduce a las percepciones y, en última instancia, a la atención.

Cuanto más avanza la demencia, mayor es la necesidad de “trabajo personal”. Se necesita que el cuidador mantenga las piezas unidas para convertirse en la memoria. Kitwood y Bredin (1992) creen que esto puede entenderse como la verdadera agenda de la atención de la demencia. Los contextos de atención deben ser el apoyo que mantenga el yo y estructurar el entorno y las interacciones dentro de él para hacerlo de manera efectiva. Conocer a la persona es fundamental para la atención que se basa en la confianza mutua y la relación de cuidado.

Referencias:

  1. Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner, Beth Kallmyer; The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia, The Gerontologist, Volume 58, Issue suppl_1, 18 January 2018, Pages S10–S19,