Como mujeres, estamos constantemente tratando de ser perfectas en absolutamente todo lo que hacemos. Las presiones que sentimos desde el exterior sólo amplifican nuestros sentimientos de deficiencia, lo que significa que estamos emocionalmente agotadas y por ende, sumidas en fracasos.

Según una encuesta reciente realizada por Sanctuary, el 40% de las mujeres admiten que se sienten como si estuvieran a punto de quemarse, el 70% piensan que deberían ser la “mujer perfecta”, mientras que el 80% admite ejercer demasiada presión sobre sí mismas.

Al ver que realizamos (en promedio) 26 tareas diferentes al día. Entonces, ¿por qué nos sentimos tan mal con nosotras mismas y qué podemos hacer al respecto? Hacemos malabares para acaparar los roles de amiga, hija, hermana, madre y pareja con las crecientes presiones de nuestras vidas laborales dejando poco o nulo espacio para “mí tiempo”.

Sanctuary dice: “Como una marca británica emblemática, queremos desafiar la percepción de que el éxito equivale a la ocupación, la inclinación y ser una superwoman. Para nosotros, el éxito y el bienestar se encuentran en retroceder de vez en cuando, apreciar esos momentos y dejarse ir.”

Es tan fácil pasar por la vida de manera frenética, sin tomar el tiempo para reflejar o absorber lo que está a nuestro alrededor. Es fácil llegar al final de la semana y sólo querer dormir, sin haber tomado realmente un solo momento para ti. La campaña ilustra perfectamente cómo todos desearíamos tener más tiempo para absorber las cosas simples, así que ¿por qué no empezar hoy? Darse un baño de burbujas perfumadas, coger ese libro pendiente y un poco de chocolate. ¿Por qué? Porque lo mereces, lo merecemos.

Jenni Trent-Hughes, estratega experta en vida, dice: “Desde el principio las mujeres han sido propensas a la multitarea, pero en el siglo XXI nos hemos vuelto excesivamente atados a nuestra profesión, ocupadas y estresadas. Seamos reales, seamos humanas.

1. SEA AGRADABLE TODAS LAS MAÑANAS

A primera hora de la mañana, antes de decirle una palabra a alguien y comenzar a planificar su día, pregúntese “¿Por qué debería estar agradecida?” No tiene por qué ser nada grandioso o complicado.

2. LOS TRES RETOS PARA HOY

Pueden ser cosas pequeñas, cosas medias o cosas gigantes. Escríbelas en un pequeño bloc de notas y táchalas cuando las hayas hecho. Al final del día rasgue el papel en trozos pequeños y tírelo. Recuerde ser razonable: resolver el hambre en el mundo o aprender mandarín es sólo pedir problemas.

3. APAGUE EL TIEMPO

Apague el teléfono o la tableta durante 30 minutos al día. Puede dividir el tiempo si lo desea, pero nada más pequeño que diez minutos cada vez debe estar apagado. No en silencio.

4. COMMUTE = SU TIEMPO

Lea un libro aunque sea frívolo. Haga punto. Mire folletos de vacaciones. Medite. NO planifique su próximo día de trabajo. NO se preocupe por la tarea de los niños. Dediquese a complacerse.