El abuso las personas mayores: una realidad que necesita ser denunciada. El maltrato no entiende de edades tampoco.

Nuestra población de edad avanzada, cada vez mayor, debe confiar en los cuidadores, mientras que el maltrato de las personas mayores es un problema creciente en nuestra sociedad. Sin embargo, el abuso de ancianos no es sólo físico. También puede abarcar el abandono y la explotación económica de los adultos vulnerables ya sea por cuidadores o amigos de confianza y familiares. Aprender a reconocer los signos de abuso y descuido de ancianos te puede ayudar a protegerlos.

Independientemente de si una persona mayor es autónoma viviendo en casa, convive con un cuidador en el hogar o en un centro de atención a personas mayores, como puede ser una residencia, el abuso puede ocurrir y ocurre en el día a día. Es importante que prestes atención a las señales de maltrato o abuso físico, emocional y financiero, así como el abandono.

# 1 – Lesiones inexplicables y síntomas físicos
Si una persona mayor tiene signos visibles de lesiones, debe valorarse como posible una situación de abuso físico o negligencia. Por supuesto, algunas personas son propensas a las lesiones, por lo que es importante tratar de conocer cómo ocurrieron las heridas. Las lesiones físicas pueden ocurrir como el resultado de un abuso físico, negligencia, restricción inapropiada, o abuso sexual. Estos pueden incluir:

  • Cortes y quemaduras
  • Moratones
  • Fracturas de huesos
  • Gafas rotas
  • Sobredosis de medicamentos
  • Marcas de cuerdas en las muñecas
  • Esguinces o luxaciones

# 2 – Escasa Higiene Personal y del Hogar
Una persona mayor puede recibir atención inadecuada. Esta puede mostrar la falta de higiene personal y ambiental. Cualquiera de los siguientes tipos de mala higiene puede indicar una negligencia:

  • Falta de higiene y descuido
  • Ropa inadecuada
  • Una casa desordenada o sucia
  • Un hogar carente de servicios importantes: como la electricidad o el agua

# 3 – Negligencia Médica
Una persona mayor puede mostrar signos de falta de atención médica, así como:

  • La falta de importantes ayudas médicas: tales como audífonos, gafas, o andadores
  • La falta de alimentos o malnutrición
  • Administración incorrecta del medicamento
  • Cama y úlceras por presión sin tratar

# 4 – Abandono
El abandono puede ser un signo de abuso. Por ejemplo, el abandono se puede producir:

  • Cuando una persona que está encamada o que sufren de demencia se queda solo
  • Cuando una persona mayor se queda sola con un cuidador de manera inapropiada en un lugar público: tales como un supermercado
  • Cuando una persona es obligada, en contra de su voluntad, a abandonar su domicilio e ingresar en una residencia

# 5 – Difícil relación con el cuidador
También la persona puede mostrar signos de tensión en su relación con un cuidador específico. Estos signos pueden incluir:

  • Tensión entre el cuidador y el adulto mayor
  • Retirada de las actividades usuales
  • El cuidador muestra desinterés por la tercera edad
  • El cuidador se ve obligador a asumir el trabajo como su única fuente de ingresos
  • El cuidador se comporta de una manera indiferente o agresiva para el adulto mayor

 # 6 – Comportamiento Financiero fuera de lugar

Pueden producirse muchos signos de explotación financiera, incluyendo:

  • El impago de facturas
  • Avisos de desalojo
  • Pertenencias y bienes desaparecidos
  • Hacer regalos en exceso
  • Tener de repente un nuevo mejor amigo
  • Firmas sospechosas e irreconocibles en cheques y documentos financieros
  • Se pierde o falta documentación financiera
  • El anciano no sabe o no entiende los movimientos financieros que se han hecho en su nombre
  • Grandes retiradas de dinero o frecuentes transferencias bancarias
  • Firma de documentos legales hechas por la persona mayor que en realidad no entiende lo que ha aprobado

# 7 – Personalidad extraña o cambios de conducta
Un anciano maltratado o descuidado también puede mostrar cambios de comportamiento, tales como:

  • Denunciar el abuso verbalmente
  • Abandonar las actividades regulares o relaciones sociales
  • Muestra miedo, depresión, la ansiedad y nerviosismo
  • Se asusta fácilmente
  • Evita el contacto con los ojos
  • Experimentar patrones del sueño inestables o pesadillas
  • Muestra gran apatía
  • Presenta quejas psicosomáticas
  • Se siente asustado en presencia de una sola persona
  • Conductas regresivas: como mecerse o chupar

Si sospechas de abusos o falta de atención a personas mayores, es importante tomar a tiempo una decisión. Hay una serie de recursos de la comunidad para actuar ante el abuso de personas mayores, tales como programas de servicios de protección para personas mayores, que se gestionan normalmente a través de los Servicios Sociales y de Salud. Actuando rápido, puedes ayudar a mejorar la vida de una persona mayor. Dí no al maltrato y si eres testigo, denuncia.

Nuria Carcavilla