Los pacientes bilingües tenían el doble de probabilidades que los que hablaban un idioma de tener la función cognitiva normal después de un accidente cerebrovascular (ICTUS). Una investigación anterior encontró que el bilingüismo puede retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

“La gente tiende a pensar en la enfermedad de Alzheimer como la única causa de la demencia, pero tienen que saber que el accidente cerebrovascular es también una causa importante”

En el nuevo estudio, los investigadores revisaron los registros de 608 pacientes en el registro de ictus NIMS entre el 2006 y 2013. Más de la mitad de los pacientes eran bilingües, lo que se define en el estudio como hablar dos o más idiomas. También se tuvieron en cuenta otros factores como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes y la edad. 

Alrededor del 40 por ciento de los pacientes bilingües tenían funciones cognitivas normales después de un accidente cerebrovascular, en comparación con alrededor del 20 por ciento de los pacientes que hablaban un solo idioma. Los bilingües tuvieron un mejor desempeño en las pruebas post-accidente cerebrovascular que medían la atención, y la capacidad para recuperar y organizar la información.

Un coágulo de sangre en el cerebro. Fuente: American Heart Association

Un coágulo de sangre en el cerebro. Fuente: American Heart Association

Sorprendentemente, no hubo diferencia entre los bilingües y los que hablaban un idioma en la probabilidad de experimentar la afasia, un trastorno que puede causar dificultades en el habla, la lectura y la escritura, después de un accidente cerebrovascular.

“La ventaja de bilingüismo es que hace que la gente cambia de un idioma a otro, por lo que mientras están inhibiendo una lengua, tienen que activar otra para comunicarse”

“El vocabulario combinado de las personas bilingües puede hacer que sea más difícil para ellas encontrar palabras específicas. Esto puede explicar lo que parece ser un resultado sorprendente”, dijo Thomas Bak, MD, coautor del estudio, de la Universidad de Edimburgo en Reino Unido.

Los resultados del estudio pueden no ser de aplicación universal a todas las personas bilingües. Hyderabad es una ciudad multicultural en la que se hablan muchas lenguas, incluyendo telugu, urdu, hindi y el Inglés. “El cambio constante de idiomas es una realidad cotidiana para muchos residentes de Hyderabad”, dijo Alladi. “El beneficio cognitivo no puede ser visto en lugares donde la necesidad de funcionar en dos o más idiomas no es tan extensa.”

Las personas que hablan un solo idioma no deben empezar necesariamente a aprender otro. El estudio sugiere que la estimulación intelectual llevada a cabo a través del tiempo, desde una edad temprana, o incluso a mediados de la vida, podemos protegernos contra el daño causado por un derrame cerebral.