¿Cuáles son algunos de los mitos sobre la enfermedad de Alzheimer?

Nos hacemos esta pregunta en la redacción de Qmayor.

Aunque la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, existen muchos mitos y conceptos erróneos sobre la enfermedad.

Aquí está la realidad: el Alzheimer es un tipo de demencia que causa pérdida de memoria. La enfermedad generalmente progresa lentamente y los síntomas empeoran con el tiempo. En las primeras etapas de la enfermedad, las personas con Alzheimer pueden tener cambios en su personalidad, experimentar cambios de humor y deprimirse o irritarse. Se retiran y progresivamente pueden perder interés en las actividades y en otras personas, incluidos los seres queridos. En las etapas posteriores, la persona se vuelve menos consciente de su entorno. Su capacidad para funcionar disminuye físicamente. Eventualmente, la persona requerirá cuidado a tiempo completo. La causa es desconocida, y no hay cura.

Saber lo que el Alzheimer no es, resulta tan importante como saber qué es el Alzheimer. Aquí están los 5 mitos más comunes sobre la enfermedad.

Mito 1: Solo las personas mayores contraen la enfermedad de Alzheimer.

La mayoría de las personas que desarrollan la enfermedad lo hacen después de los 65 años, aunque nadie sabe realmente por qué el riesgo aumenta tan dramáticamente con la edad. Sin embargo, el Alzheimer de aparición temprana ocurre en el cinco por ciento de las personas que tienen la enfermedad, y puede aparecer tan pronto como a los 30 años.

Mito 2: un diagnóstico de Alzheimer es una sentencia de muerte.

No hay cura, y el Alzheimer se encuentra entre las 10 principales causas de muerte en España. La mayoría de las personas con la enfermedad viven de 5 a 20 años después del diagnóstico, siendo el rango de ocho a 10 años el más común. En los primeros años, la persona experimenta una leve pérdida de memoria, pero los síntomas progresan gradualmente hasta incluir la pérdida de la capacidad física y mental. En la fase final de la enfermedad de Alzheimer, las personas desarrollan problemas respiratorios que a menudo conducen a la neumonía; también pueden olvidarse de comer o beber, lo que agota el cuerpo de nutrientes.

Mito 3: el Alzheimer es hereditario.

Esto es parcialmente cierto. Los investigadores saben que la genética juega un papel. Pero una nueva investigación ha descubierto un vínculo con las elecciones de estilo de vida y las condiciones de salud. El traumatismo en la cabeza, la presión arterial alta, la diabetes y las enfermedades del corazón son algunos ejemplos que pueden ser factores. Del mismo modo, los investigadores dicen que las estrategias para un envejecimiento saludable como el control de peso y el ejercicio pueden disminuir las probabilidades de contraer la enfermedad.

Mito 4: las personas con Alzheimer no tienen esperanza.

Aprender a vivir con la enfermedad es clave para continuar una vida significativa. El diagnóstico temprano y los medicamentos pueden ayudar. Además, tanto los cuidadores como la persona con Alzheimer deben buscar grupos de apoyo y aprender a revisar los objetivos de la vida y cómo ofrecer y / o aceptar ayuda. En ambientes donde se ofrecen relaciones significativas y afecto, las personas con la enfermedad pueden participar y disfrutar la vida muchos años después del diagnóstico.

Mito 5: Ambos sexos están en riesgo de contraer la enfermedad.

Es cierto, pero inexplicablemente, alrededor del doble de mujeres desarrollan la enfermedad como hombres. Algunos especulan que es porque las mujeres viven más tiempo que los hombres. Otros creen que está relacionado con la falta de estrógenos después de la menopausia, un área de investigación importante en el Centro de memoria y envejecimiento de la University of Southern California, pero todavía no tenemos las respuestas.

Imagen: Joana Coccarelli