Estos son los componentes clave de la Atención Centrada en la Persona con demencia

Los investigadores han trabajado para encontrar puntos en común entre los modelos y las prácticas de atención a la demencia centrada en la persona. En una revisión de la literatura y se encontraron varios puntos en común entre los modelos y las prácticas, que incluyen:

  • Apoyar el sentido de sí mismo y la persona a través de la atención y los servicios basados ​​en las relaciones.
  • Proporcionar actividades individualizadas y un compromiso significativo.
  • Ofrecer orientación y formación a quienes las cuidan.

En una revisión bibliográfica se identificaron 15 definiciones, abordando 17 principios o valores centrales de la atención centrada en la persona. Descubrieron que los seis dominios más destacados eran los siguientes:

  1. Atención integral o centrada en la persona
  2. Respeto y valor
  3. Elección
  4. Dignidad
  5. Autodeterminación
  6. Vida intencional

En general, quedó claro que hay un cambio en el enfoque que se aleja del modelo biomédico tradicional a favor de abrazar la elección personal y la autonomía.

Brooker destacó que cuatro componentes clave son parte integral de un enfoque de atención centrada en la persona para las personas con demencia y puede resultar en un cambio en la práctica y la cultura.

Estos componentes son: (a) valorar y respetar a las personas con demencia y a quienes las cuidan; (b) tratar a las personas con demencia como individuos con necesidades únicas; (c) ver el mundo desde la perspectiva de la persona con demencia, a fin de comprender su comportamiento y lo que se está comunicando, y validar la experiencia subjetiva que se percibe como la realidad del individuo; y (d) crear un entorno social positivo en el que la persona con demencia pueda experimentar un bienestar relativo a través de la atención que promueve la construcción de relaciones.

Brooker amplió estos componentes e identificó indicadores clave o prácticas para cada uno de los cuatro componentes. Los indicadores clave para valorar a los proveedores de atención incluyen tener una visión clara, desarrollar prácticas que valoren a los empleados, crear sistemas para respaldar el desarrollo del personal, diseñar entornos físicos y sociales favorables e inclusivos y garantizar mecanismos de mejora de la calidad.

Los indicadores clave de la atención individualizada incluyen el desarrollo y la revisión periódica de los planes de atención que reflejen las fortalezas y necesidades, permitiendo el uso de posesiones personales, acomodando las preferencias individuales y las rutinas diarias, aprendiendo sobre historias de vida individuales y ofreciendo una variedad de actividades.

Los indicadores clave para tomar la perspectiva de la persona con demencia incluyen comunicarse de manera efectiva, experimentar empatía, controlar el entorno físico, evaluar la salud física, descubrir las razones de las conductas y ser un defensor. Por último, los indicadores clave para el entorno social incluyen tratar a las personas con respeto, crear una atmósfera de calidez, validar los sentimientos, brindar el apoyo y la asistencia adecuados y fomentar un sentido de comunidad.

El Decálogo de la Atención Centrada en la Persona – Teresa Martínez Rodríguez

Beneficios de los enfoques de atención centrada en la persona

La investigación temprana en la atención centrada en la persona demostró resultados mensurables. Varios estudios que revelaron resultados positivos de la implementación de prácticas de atención centradas en la persona, incluida la mejora de la calidad de vida, la disminución de la agitación, la mejora de los patrones de sueño y el mantenimiento de la autoestima.

En términos más generales, la investigación sobre la aplicación de prácticas centradas en la persona y los principios de cambio de cultura han demostrado cómo pueden mejorar la vida de los residentes y mejorar las condiciones de trabajo del personal.

Intervenciones relativamente simples han producido resultados medibles, por ejemplo, mantener el baño caliente puede hacer que el baño sea una experiencia más placentera para los residentes, reducir el estrés del personal y ahorrar tiempo. De la misma forma, varios estudios de gestión respaldan el vínculo entre la gestión estratégica de recursos humanos y el desempeño organizacional, prestando apoyo para el rediseño organizativo requerido por los defensores del cambio cultural.

Referencias:

  1. Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner, Beth Kallmyer; The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia, The Gerontologist, Volume 58, Issue suppl_1, 18 January 2018, Pages S10–S19.