Serpentina Senior y la Asociación Jubilares comparten una novedosa experiencia a través de la creación literaria. Un personaje, la señora Hortensia, y dos historias para conocer proyectos que rompen con lo establecido (¡al fin!). Pasar de los 70 años ya no es sinónimo de aburrimiento y decadencia. La vejez también entiende de grupos de amigos, celebraciones, vidas llenas de autonomía personal y confeti. La primera entrega, firmada por Francisco Olavarría nos acerca a la vida jubilar. ¡A disfrutar!

 

¿Qué cuenta la historia?

La señora Hortensia llevaba semanas preocupada y para encontrar consuelo pasaba horas hablando con su querido párroco. En el pueblo la conocían como la más piadosa de los feligreses y éstos coincidían en destacar la capacidad de escucha proactiva de don José María con todos. 

Aquella tarde de otoño también apareció la angustia y el diálogo concluyó en anécdota:

Don José María. – “ Pero bueno, no se preocupe que usted va directa al cielo” 

Señora Hortensia, suspirando. – “ Ay don José María, pero es que… ¡cómo en casa en ningún sitio!”

La conversación, como no podía ser de otra forma, acabó en risas.

 

¿Y sin reflexionamos sobre los Mayores y sus apegos?

Claro está que llegar a “viejo” es un honor no reservado a todos pero más claro aún, es que la sabiduría con la que afrontemos esta etapa residirá en buena medida en la capacidad de adaptación para vivirlo con jubilosa serenidad. Igual que nuestros gustos cambian, así nuestras necesidades. 

Las casas envejecen y para cada uno de nosotros existe la opción ideal. Para una población tan heterogénea como es la de los adultos mayores, las alternativas residenciales deben ser conocidas por todos y ahora es un buen momento para planificar nuestro futuro antes de que sea una institución o la familia la que decida por nosotros. 

Muchas veces el hogar es el el origen de una soledad que aísla y por consiguiente, enferma. Pongámosle remedio que Jubilares te acompaña.

La mayoría llegamos a Mayores sin darnos cuenta y sin haber adaptado nuestra vivienda. Ni siquiera habiendo oído hablar del Senior Cohousing. A grandes rasgos, lo que plantea Jubilares es una opción que acerca a las personas, les empodera y les dota de la autonomía que ninguno de nosotros queremos perder.

Sigue leyendo después de la imagen.

Reunión jubilares

¿Qué es un “jubilar”?

Un “jubilar” es una comunidad autogestionada en el que envejecer juntos y la participación, la solidaridad, el diseño, la seguridad, la autonomía o la salud, los firmes pilares sobre que se construye cada proyecto. Eso si, espacios de bienvenida, abiertos a la familia o vecinos. 

Así que si te interesa vivir con sentido, “en casa”, independiente pero acompañado de amigos, un jubilar es tu opción más idónea.

Francisco Olavarría, Director Creativo de Serpentina Senior