Se pretende mejorar la imagen de centros y residencias para la tercera edad

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad quiere dejar claro que no es de recibo obligar a una señora a afeitarse el bigote. “Sabemos que si se presenta como una imposición no lo harán. Sin embargo, si se vende como un derecho y una cuestión ligada a la dignidad, la percepción ya es otra”, explicaba el portavoz. En las residencias de numerosas ciudades españolas son muchos los trabajadores que aplauden la iniciativa. “A veces ves a señoras con bigotes más espesos que El Quijote”, decía un salmantino que había terminado su intensa jornada laboral.

En la misma residencia de Salamanca, una de las señoras se quejaba de la normativa: “No sé qué quieren decir con eso, yo al menos no me doy por aludida. De hecho, suelo pasarme horas muertas depilándome el bigote con ‘Pinzas de Kocher estériles’. Las suelo tomar prestadas de enfermería los miércoles por la mañana, antes de que se pongan a curar las úlceras de algunos residentes. No arrancan mucho pero a fuerza de insistir… A veces no puedo acudir a ninguna de las terapias en todo el día porque estoy dale que te pego hasta que termino. No voy ni al bingo, ¡así que imagínate! Y luego me pongo con el entrecejo, claro.  A nivel cosmético uso sobre todo material de enfermería, que estas cosas salen por un ojo de la cara”.

Si tú también crees que el cuidado de nuestra imagen es un derecho que no caduca con la edad, comparte esta reivindicación y haz que la dignidad forme parte de la vida de las mujeres mayores institucionalizadas. Porque llevar bigote es una elección.

Depilación bigote

Redacción Qmayor

El hirsutismo es un trastorno hormonal que se presenta en mujeres, en el que hay un aumento de secreción de los andrógenos, de la testosterona, y/o modificación en los receptores de dicha hormona, generando crecimiento excesivo de vello con características masculinas. Puede darse en diferentes zonas del cuerpo, como mentón, pecho, mamas, abdomen, muslos, espalda y antebrazos.

Padecido por entre un 5 y un 10% de las mujeres, el hirsutismo, en general, aparece en la etapa previa a la primera menstruación y en estos casos, el síntoma acompaña a la mujer toda la vida.