El día en el que en todo el mundo se reafirma la determinación y suma de esfuerzos para eliminar todas las formas de violencia y abuso contra las Personas Adultas Mayores –PAM-; en Perú, ya habiendo pasado las elecciones presidenciales, y actualmente con un nuevo presidente para los próximos cinco años: Pedro Pablo Kuczynski, tenemos temas pendientes que trabajar para construir una sociedad con justicia social para todas las edades, una sociedad con respeto a sus mayores y valiosos aportes. Cabe resaltar todo esto no dependerá solamente de la nueva gestión entrante, sino de toda la comunidad peruana.

Sabemos que la participación ciudadana no queda en la elección de autoridades, mas sobre todo en los procesos político – sociales que involucran Agendas Públicas, desde las cuales se diseñan y desarrollan Planes, Programas y Proyectos del Estado; de lo que se trata es construir estas Agendas con real participación ciudadana, en este caso en particular, con participación activa de las Personas Adultas Mayores de nuestro país, generando espacios de toma de decisiones y convocándolas para asumir la Agenda Pública de las PAM con, por y para ellas, junto con especialistas y funcionarios de las diversas entidades del Estado.

A propósito de ello, existe desde hace aproximadamente 5 años el Comité Consultivo de las PAM, como iniciativa de un Congresista de la República de la anterior gestión –espacio no institucionalizado en el Congreso -, en el que se han discutido diversos temas y problemáticas de las PAM a nivel nacional; para el planteamiento de propuestas a la Política Pública y que éstas se concreticen en las diversas instancias correspondientes, por ejemplo en los Sectores de Salud, Trabajo y Seguridad Social, Transporte, Cultura, Educación, entre otros; con importantes logros como la entrada gratuita permanente al Parque de las Leyendas de Lima (Zoológico), el mayor alcance del Programa de pensión no contributiva Pensión 65, etc.; pero quedan aún temas trascendentales que promover y garantizar a nivel del Estado:

Servicios diferenciados para las personas adultas mayores en los establecimientos de salud para su atención integral, considerando sus necesidades específicas, a través de las acciones de promoción de la salud, prevención de riesgos y daños, recuperación y rehabilitación; desde el esquema de aseguramiento universal en salud. Debemos pasar del actuar cuando ya hay enfermedad a una cultura de prevención y promoción de la salud desde la infancia desde las políticas públicas.
Una cultura previsional con la finalidad de que las personas adultas mayores accedan en forma progresiva a la seguridad social y pensiones justas, que todos y todas tengan acceso a la seguridad social integral; así como oportunidades de empleo y autoempleo productivo y formal mediante capacitación.

Acceso, permanencia y calidad de la educación de las personas adultas mayores, así como su participación en los programas existentes para compartir sus conocimientos y experiencias con todas las generaciones.

La incorporación de contenidos sobre envejecimiento y vejez en los planes de estudio de la Educación Básica, según corresponda, en especial sobre los temas de estilos de vida saludable y cultura previsional.

Que las universidades e institutos de Educación Superior impulsen la educación e investigación de la temática de personas adultas mayores. [Esto se incluye en el reglamento de la Ley Nro. 28803 de las PAM – Artículo 16; sin embargo, el fomento de la investigación y especialización en geriatría, gerontología y en general, envejecimiento, no es una prioridad en la Academia.]

Espacios culturales y recreativos para todas las edades.

La asociatividad y organización de PAM en sus barrios y/o comunidades, así como en los Centros Integrales del Adulto Mayor; y que éstas a su vez participen en los espacios que fomenten la toma de decisiones, en la formulación y ejecución de los planes de desarrollo regional o local concertado, en el presupuesto participativo, en el concejo de coordinación regional y local, entre otros.

El compromiso de las familias y comunidades con las personas mayores, que las PAM vivan con sus familias, y si por situaciones extremas y/o por requerimiento de cuidados especializados las PAM tengan que ir a un Centro de Atención Residencial, manejar estrategias de vínculo y corresponsabilidad con las familias/apoderados, mediante por ejemplo, charlas de capacitación a familiares y espacios de compartir.

Y son más temas de la gran e importante Agenda de las Personas Adultas Mayores en el Perú, y en el mundo; recalcando lo anteriormente mencionado, el Estado lo conformamos todos de todas las edades; consecuentemente, somos todos parte de los problemas que hay, y de sus soluciones.

Mi participación en el Comité Consultivo de las PAM desde el presente año me ha permitido reafirmar y conocer más al respecto de esta Agenda, la importancia del conocimiento legal, y sobre todo tener claro el enfoque de Derechos ¡Qué potente es participar en estos espacios de debate y propuestas ciudadanas!

Termino citando a uno de mis grandes maestros de la universidad, un adulto mayor a quien admiro por su compromiso social, Héctor Béjar: “La forma de superar la pobreza es hacer un tratamiento integral, que abarque a toda la sociedad y que no aísle a las personas a las que se denomina pobres, despojándolas de identidad, en áreas focalizadas, a la manera de modernos guetos donde los tecnócratas experimentan instrumentos funcionales a los que dominan el mundo. Una política para pobres, se ha dicho, siempre será una pobre política. Una vez caridad, será siempre caridad. Lo importante es abordar las causas, ir a las raíces y construir justicia, dignidad y ciudadanía desde la base espiritual, mental social y económica.

Haydee Chamorro García – Trabajadora Social – Perú – ¡ Gracias por tu activismo y cariño! @AydChg6 #TeQueremos 

No Hay Más Artículos