Os quiero advertir, que todo lo que diga aquí lo podrían decir lo mismo muchos viejos como yo.

Algunas veces puede herir la sensibilidad de los oyentes, PORQUE SI NO ATENEMOS A LA DEFINICIÓN DE VIEJO, YO LO SOY. Y a los viejos nos falta pudor y nos sobra sinceridad.

¡Tenemos tanto visto y oído!

Viejo: Persona que tiene una edad avanzada y está en el último período de la vida, que sigue a la madurez.

Adjetivo: Que tiene mucha edad

ME DIJO MI NIETA: “Me gustaría ser como tú, porque sabes mucho, abuelo, y me enseñas mucho, pero eres un poco pesado”

La clavó. Los viejos somos un pozo de sabiduría, perdón por la petulancia. (pudor) .Ya os advertí eso de herir susceptibilidades.

La vida enseña muchos, decía un personaje literario de Pérez Andújar, el pregonero de la Merced en Barcelona, este año, discutido, “se aprende mucho debajo de un árbol, pero tiene uno tiene que estar alfabetizado”.

“Cuando transcurre tu vida aprendiendo de ella, sabes al final mucho” Decía mi padre, una frase que era para mi en aquella época una “pretendida” petulancia, de una persona como mi padre que nunca alardeaba de nada, y que era una muy meritoria persona, o digo sin pudor: “Yo sé más dormido que vosotros despiertos”.

Ahora digo, tenía razón. Y esa sabiduría de la vida, ese saber vivir queremos transmitirlo, y debemos hacerlo a los de abajo para que aprendan, aunque ellos, como nosotros antes, digan, y no sin razón, que les dejemos equivocarse… y así aprender, como también me dijo mi nieto mayor.

Los griegos basaron toda su filosofía de vida en en el saber de la senectud, en su experiencia de vida. De ahí, el Senado.

Dejadnos ser los abuelitos “cebolletas”, los pesados, pues es la esencia de nuestras vidas de viejo, sobre todo de quienes hemos sido docentes, enseñar, aconsejar, del viejo el consejo.

Tal vez si el mozo me oyera
pensara que esto es perfidia,
creyera que tengo envidia,
que tengo celos dijera.
Pues con la venda de amor
no viera que soy un viejo
que solo con un consejo
puedo acercarme a tu honor.
Del viejo el consejo (Gabriel y -Galán.)

YO SOY VIEJO Y ME SIENTO ORGULLOSO DE ELLO. Al menos he podido llegar a mis ochenta años…..

Cumplo con mi edad… Y Para ello tengo que tener vitalidad, física y mental. Alimentarme adecuadamente, tener gusto por comer bien, y saludablemente. Y también el espíritu, mi mente, leyendo… escribiendo, investigando, sabiendo… De esto os podía dar una exposición detallada…. Pero os diré que me siento muy satisfecho… de lo que je hecho, que en mi vejez me ha permitido participar en la escritura de un libro y, digamos, otro…..

Ejercitando la mente al menos leyendo el periódico…. Y toda aquella literatura que se pueda leer…..Es decir seguir tu vida intelectual como la has venido haciendo siempre.

Otra condición indispensable es hacer todo conjuntamente, nunca estés sólo, envejecer con tu pareja es lo ideal y, si te falta, con aquellos amigos y familiares que vivan a tu alrededor. Para ello tenemos que facilitarle la tarea, no ser nunca un estorbo o inconveniente…… No les atosiguemos con nuestros problemas…

Abandonemos la excesiva comodidad de nuestras confortables casas, salgamos a la calle siempre que podamos, sigamos con nuestras tertulias, con nuestras costumbres anteriores…
Nunca nos sintamos incapacitados para nada, incluso para viajar, esa es otra cosa a la que no hemos, mi esposa y yo, renunciado. Y hacer partícipe a los demás de ellos…

Tengo, tenemos la suerte que nuestros hijos nunca nos han puesto en este brete de tener que dejar estos ilusionantes para nosotros viajes… A otros les veo que les limitan demasiado pronto. Le has negado el coche…., por ejemplo…. Ello significa que les consideran inútil….Ya sabrá él cuando dejarlo, y cuando llegue ese momento se decidirá, y el momento es simplemente la limitación física…, y su convencimiento…

Yo empleo mucho los medios telemáticos, las redes sociales… , tengo que decir que me da pie para escribir mucho, para transmitir mis ideas, y también para recuperar muchas viejas amistades que esparcidas por el mundo ahora se acercan a mi con la emoción de aquellos tiempos de la infancia…, qué pué que no vuelvan”, como decía el poeta…

El Compromiso Social y por ende político. Nunca debemos abandonarlo. Ese espíritu bondadoso que los viejos adquirimos en los avatares de la vida, en el devenir de los acontecimientos nos debe impulsar esa participación social, a través de los partidos políticos, en Asociaciones, en acciones culturales y en las ONG:

Nosotros participamos activamente en un Partido y somos miembros de 6 ONG. Además de la paricipación de la Memoria Histórica.

La sexualidad nunca debemos dejarla de lado. En cada tiempo con las propias capacidades… de cada uno.