“Viejo, mi querido viejo”, es uno de los versos más conocidos de la canción en español. Su autor es Piero , un músico que creó hace varias décadas el que quizás sea el homenaje más conocido a papá. Piero Antonio Franco de Benedictis (Galípoli, 19 de abril de 1945), conocido como Piero, es un cantautor de rock, música social y trova nacido en Italia y radicado en Argentina desde su infancia.

Con ‘Mi viejo’, el trovador consolidó su carrera en 1969 y continuó cosechando éxitos. Sin embargo, ninguno resaltó tanto como el popular tema.

“La canción no cansa, no pasa de moda. Desde que el Papa me dijo eso entendí que servía para que te volvieras amigo de tu padre”, aseguró el cantautor al diario El Tiempo.

Yo tengo claro que uno tiene la edad que se vive en la cabeza, solo hay que cuidar el envase para que no se eche a perder.

Su carrera le ha permitido viajar por largas temporadas a otros países, como España, Panamá e incluso Colombia, donde tiene doble ciudadanía hace más de veinte décadas.

Ha sido seminarista, hecho que le ha facilitado acercarse al mismísimo Papa Francisco, quien lo ha felicitado por haber creado lazos poderosos entre la música y y las personas.

Hoy, Piero disfruta de sus 72 años, presentándose ocasionalmente en programas de televisión y espectáculos para los más nostálgicos. Melancólicos como nosotros.

Tenía 24 años cuando le cantó ‘Mi viejo’ a su padre y la letra la compuso con su amigo José Tcherkaski en un tiempo récord de diez minutos. Después, ya sabemos lo que sucedió: millones de personas alrededor del mundo se la han dedicado al padre o la han escuchado, con lágrimas en los ojos, en memoria del viejo. Hoy, los hijos de Piero (Juan, Giuliano y Fiorella) podrían dedicársela a él.

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.

MI VIEJO

Es un buen tipo mi viejo
que anda solo y esperando,
tiene la tristeza larga
de tanto venir andando.

Yo lo miro desde lejos,
pero somos tan distintos;
es que creció con el siglo
con tranvía y vino tinto.

Viejo mi querido viejo
ahora ya camina lerdo;
como perdonando el viento
yo soy tu sangre mi viejo
Yo, soy tu silencio y tu tiempo.

El tiene los ojos buenos
y una figura pesada;
la edad se le vino encima
sin carnaval ni comparsa.

Yo tengo los años nuevos
y el hombre los años viejos;
el dolor lo lleva adentro
y tiene historia sin tiempo.

Viejo mi querido viejo,
ahora ya camina lerdo
como perdonando al viento;
yo soy tu sangre mi viejo.
yo, soy tu silencio y tu tiempo.