A pesar de la sordera, la falta de su antebrazo y la cojera, este hombre vivió hasta los 40 años. Una edad muy provecta para entonces. La vejez en la prehistoria. Así lo refleja un estudio publicado en la revista PLoS ONE.

Un hombre Neandertal*, quizá uno de los más viejos, de hace unos 50,000 años, que había sufrido múltiples lesiones así como otras degeneraciones y además se volvió sordo, debió haber dependido de la ayuda de otros (cuidadores de la prehistoria) para evitar ser carne de posibles presas (carnívoras, se entiende). Todo y muchas cosas más, se pueden saber cuando los antropólogos se ponen en serio (que es como trabajan siempre).

El cráneo de un Neandertal conocido como Shanidar 1 muestra signos de un golpe en la cabeza recibido a una edad temprana. (Foto: Cortesía de Erik Trinkaus)

«Más que la pérdida del antebrazo, la mala cojera y otras lesiones, su sordera lo habría hecho presa fácil de los omnipresentes carnívoros de su entorno y por eso, debió de ser cuidado por otros miembros de su grupo social para sobrevivir», dijo Erik Trinkaus, coautor del estudio, autor y profesor de antropología en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington en St. Louis.

Conocido como Shanidar 1, los restos de Neandertal fueron descubiertos en 1957 durante las excavaciones en la cueva de Shanidar en el Kurdistán iraquí por Ralph Solecki, arqueólogo estadounidense y profesor emérito de la Universidad de Columbia.

Estudios previos del cráneo Shanidar 1 y otros restos esqueléticos habían notado sus múltiples lesiones. Sufrió un fuerte golpe en el costado de la cara, fracturas y la eventual amputación del brazo derecho en el codo, también lesiones en la pierna derecha, así como una condición degenerativa sistemática.

En un nuevo análisis de los restos, Trinkaus y Sébastien Villotte del Centro Nacional Francés de Investigación Científica confirman que los crecimientos óseos en los canales auditivos de Shanidar 1 habrían producido una pérdida auditiva profunda. Además de sus otras debilidades, esta privación sensorial lo habría vuelto altamente vulnerable en su contexto del Pleistoceno.

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.

Como señalan los coautores, la supervivencia como cazadores-recolectores en el Pleistoceno presentaba numerosos desafíos, y todas esas dificultades habrían sido marcadamente pronunciadas con deterioro sensorial. Al igual que otros neandertales que se han destacado por sobrevivir con diversas lesiones y uso limitado de brazos, Shanidar 1 probablemente requirió un apoyo social significativo para alcanzar la vejez. Los cuidadores habitaban en las cavernas. ¡Muy humanos ya por entonces!

«Las debilidades de Shanidar 1, y especialmente su pérdida de audición, refuerzan la humanidad básica de estos humanos arcaicos tan difamados, los neandertales», dijo Trinkaus, el profesor de Mary Tileston Hemenway.

El artículo completo del diario se puede leer aquí: External auditory exostoses and hearing loss in the Shanidar 1 Neandertal

*El hombre de Neandertal es una especie extinta del género Homo que habitó Europa, Próximo Oriente y Medio y Asia Central hace, aproximadamente, entre 230 000 y 28 000 años, durante el final del Pleistoceno medio y casi todo el superior

Fuente: Washington University (St. Louis, USA)

Foto: Flickr CreativeCommons, Gianfranco Goria

Si quieres ser protagonista de la Historia, te interesará conocer este libro…

El método japonés para vivir 100 años

No Hay Más Artículos