1   +   4   =  

El Alzheimer año tras año

Sara Bourne nos ha regalado tres de los documentales que más nos han inspirado y como no podía ser de otra manera, bien merece que hablemos de ella y su pasión por reflejar las cosas de los Mayores.

sur-bourne-mum-and-me

El primer documental del que os vamos a hablar es «Mum and Me» , 2008. Narra la historia personal sobre la vida con su madre tras ser diagnosticada con Alzheimer. Durante tres años tres mujeres, con la nieta, viven y crecen a partir del sufrimiento. 

Así cuenta su historia. «Cada película que había visto sobre la enfermedad de Alzheimer había sido sombrío y deprimente. Mi madre Ethel tenía Alzheimer pero de alguna manera mi hija Holly y yo seguíamos teniendo una relación con ella. Puede que no fuese como antes, pero compartimos muchas risas y mucho amor»

Sabíamos que habíamos tenido suerte y que teníamos algo que decir sobre la vida con la enfermedad de Alzheimer.

De una manera divertida, en cierto modo me enamoré de mi madre mientras hacíamos el documental. Solía pensar – mas bien con malicia – que ella era una mujer bastante normal, pero vine a ver que había algo especial en ella – algo extraordinario – en la forma en que simplemente se negó a ser mediocre.

Cada mes a veces acompañada de mi hija Holly, visitábamos a mamá en Ayr, Escocia. Independientemente de lo que estábamos haciendo; desde excursiones a la orilla del mar, a las tardes largas clavadas en el hogar de ancianos, encendíamos la cámara y pasara lo que pasara, y así grabamos nuestro tiempo juntas.

No estaba segura de querer mostrar públicamente esta película en absoluto. Y lo único que sabía era que no iba a mostrar el declive de mi madre porque eso sería demasiado. Lo que quería hacer era hacer una película que mostrase que a pesar del Alzheimer, todavía había vida. Porque eso es lo que mi madre estaba mostrándonos. Las tres tratábamos las situaciones difíciles con humor. Y si bien hay momentos muy tristes en la película también hay alegría.

Supuse que vendrían algunas críticas por hacer la película. La gente estaba obligada a decir que expuse mi madre, y también que apareciese la cuestión de que si ella era consciente o no. Pero yo sabía que de ninguna manera iba a hacer daño a mi madre. Hice la película porque pensé que podría ayudar a otras personas cuyos familiares tenían enfermedad de Alzheimer. 

El Alzheimer habían impactado enormemente en sus vidas, pero tuvimos la suerte de aprender que en la adversidad podemos optar por una visión menos derrotista. Seguro que su madre se sentirá orgullosa del trabajo de su hija y la complicidad de su nieta. Una historia poderosa y profundamente honesta que os recomendamos encarecidamente. La película la pueden adquirir aquí.  

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.

 

No Hay Más Artículos