Armado con una pistola de pulverización de pintura liquida y cargado de botes de harina, agua y pigmentos, Saype, un joven artista francés ha superado las noches de tormenta para convertir una hectárea de ladera suiza en lo que se cree que es la pintura más grande del mundo en hierba. La altitud y la magnitud del proyecto fueron desafíos para el artista. Una proeza para reflejar la conquista del descanso. El resultado un anciano suizo descansando sobre la hierba fresca. ¡Bienvenido a la jubilación!, le decimos.

Fueron necesarios cinco días para Guillaume Legros, más conocido como Saype, para pintar un pastor fumador de pipa en 10.000 metros cuadrados (12.000 yardas cuadradas) de hierba cerca de Leysin, en el cantón de Vaud Alpine.

Deseoso de proteger el medio ambiente, Saype, 27,  utiliza sólo productos naturales para su obra de arte, el cual desaparecerá gradualmente a medida que crezca la hierba o llueva.

«Pinté un hombre inmenso. Pero él no es nada en comparación con la inmensidad de la naturaleza. Eso es lo que quería reflexionar sobre», dijo el diario.

Según el Libro Guinness de los Récords, el trabajo de Saype es ligeramente menor que la pintura más grande en cualquier superficie.

253d51463cde84d3c7794b2a47944260e7f96fc2

¡FELIZ VERANO, FELIZ DESCANSO!

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.

No Hay Más Artículos