Sostenibilidad en el hogar

Los españoles mayores de 55 años constituyen la franja de población más comprometida con un estilo de vida que favorece la sostenibilidad del hogar, siendo la que en mayor medida (39%) admite realizar casi todas las acciones que hacen que un hogar sea 100% sostenible, tales como reciclar, emplear bolsas reutilizables para hacer la compra, mantener una temperatura correcta del aire acondicionado y calefacción, apagar los artefactos electrónicos, desenchufar los cargadores o consumir alimentos locales.

En el polo opuesto, según recoge el estudio “Hogar y sostenibilidad: realidad o deseo”, elaborado por Mutua de Propietarios y Leroy Merlin, se encuentran los jóvenes de entre 18 y 34 años, de los que solo un 21% admite que cumple siempre con las tareas que implica mantener un hogar sostenible.

Reciclar (56%) y emplear bolsas reutilizables para hacer la compra (53%) son las tareas sostenibles más habituales los hogares españoles.

“Este dato pone de manifiesto la necesidad de continuar educando a las generaciones futuras en la importancia de adoptar hábitos de vida que contribuyan a cuidar nuestro entorno: en comprometerse a desempeñar pequeñas acciones cotidianas que, sin embargo, tendrán un gran impacto en el futuro de nuestro planeta”, afirma Christopher Bunzl, director general del Grupo Mutua de Propietarios.

El informe realizado entre más de 1.500 hogares españoles desvela que solo el 4% de los españoles lleva a cabo todas las acciones que permitirían considerar su estilo de vida hogar como 100% sostenible, pese a que el 80% afirma que es importante tener un hogar sostenible. Un dato que vuelve a evidenciar una disonancia entre la actitud hacia la sostenibilidad y las conductas que mantenemos en el día a día.

“Aunque nuestra conciencia en materia de sostenibilidad es cada vez mayor, existe cierta discordancia entre lo que pensamos y lo que hacemos, quedando claro que aún queda mucho por hacer”, señala el director general del Grupo Mutua de Propietarios.

Reciclar (56%) y comprar con bolsas reutilizables (53%) son las acciones sostenibles que se realizan de forma más frecuente. Otras acciones que contribuyen significativamente a llevar unos hábitos de vida sostenibles, como mantener una temperatura adecuada del hogar según la temporada, resultan menos comunes. En concreto, el 38%) fija la calefacción por debajo de los 21ºC en invierno, mientras que solo el 28% marca la temperatura del aire acondicionado por encima de los 23º en verano.

Apagar los artefactos electrónicos cuando no se están usando (35%) dejar los cargadores desenchufados (34%) y consumir alimentos locales (10%) son las acciones sostenibles que en menor medida se realizan en el hogar. 

Elementos sostenibles

El estudio “Hogar y sostenibilidad: realidad o deseo” también analizó qué elementos sostenibles tienen los españoles instalados en sus hogares y en las razones que han motivado no instalarlos, desvelando que a pesar de la importancia que se concede a la sostenibilidad, el desconocimiento y el alto coste de determinados elementos provocan que solo un 10% tenga instalados todos los elementos que hacen que su vivienda cumpla con los criterios de sostenibilidad tales como bombillas leds, electrodomésticos A++, aislamiento de las ventanas, cisternas de doble descarga, aireadores de grifos y paneles solares.

En concreto, un 73% de los hogares admite que utiliza bombillas LED y un 61% electrodomésticos A++, en mayor o menor medida. En términos de aislamiento, el 61% de los hogares tienen aislamiento en todas o la mayoría de las ventanas, aunque hay una clara relación entre la ubicación geográfica y el aislamiento de las ventanas: las regiones más calurosas son las que en menor proporcionan aíslan sus ventanas.  Por su parte, los aireadores de grifos (31%) y los paneles solares (10%) son los elementos con menor presencia en los hogares españoles.

Finalmente, el informe de Mutua de Propietarios y Leroy Merlin desvela que 4 de cada 10 hogares consultados ha realizado reformas en su vivienda en los últimos 5 años, aunque las principales motivaciones fueron conseguir un espacio más funcional (43%) y mejorar la apariencia del espacio (42%). Sólo 3 de cada 10 (un 27%) aseguran haber reformado su casa para conseguir un hogar energéticamente más eficiente.

“Cada vez pasamos más tiempo en casa y por eso es una responsabilidad crear un hogar sostenible tanto a través de la instalación de elementos que nos permitan aprovechar los recursos energéticos como en la adopción de hábitos de consumo que contribuyan a la preservación del medio ambiente para las futuras generaciones”, concluyó Christopher Bunzl.

No Hay Más Artículos