cortometraje personas mayores

Cine social: primera proyección privada de ‘Fils Trencats’ en Gavà


Cine social contra la soledad de las personas mayores

A finales del pasado mayo se realizó en el Espai Maragall de Gavà, la primera proyección privada del cortometraje de cine social, FilsTrencats, que aborda la realidad de los malos tratos intrafamiliares a las personas mayores, la soledad no deseada que muchas sufren y como un perro puede ser un compañero fiel y ayudar en la recuperación emocional de estas personas. Fils Trencats es una producción de Films en Off en colaboración con la asociación Huellas compartidas.

Representantes de las instituciones, empresas y mecenas, así como el equipo técnico y artístico que han hecho posible este proyecto pudieron ver por primera vez el corto, en un evento que, bajo la batuta de la periodista Olga Vallejo, sirvió también para presentar el proyecto social que acompaña la realización del corto y que se ha materializado en la creación de la asociación Huellas Compartidas.

El acto lo abrió la 5ª teniente de alcalde y titular del Ámbito de Acción Social, Ciudad Educadora y Cultura del Ayuntamiento de Gavà, Ester Zamorano, que reafirmó el compromiso de la ciudad con la cultura y puso de manifiesto el apoyo por parte del consistorio a este proyecto de cine social que muestra una de las realidades que más les preocupa, la soledad de las personas mayores. Por su parte, Paco Camarasa, responsable de la idea original del corto, productor ejecutivo y socio de Huellas Compartidas, hizo un sentido agradecimiento a todas las personas, institucionesy empresas que han hecho posible que el film sea ya una realidad, como la empresa de alimentación natural para perros y gatos, Dingonatura, principales patrocinadores del cortometraje, o el ICEC y el Departamento de Cultura de la Generalitat, que le han otorgado una subvención. Por su parte, Aure Farran, socia también de Huellas Compartidas yproductora ejecutiva, fue la encargada de presentar la acción que se impulsará desde la entidad, en colaboración con Dingonatura y su Fundación, trabajando para generar proyectos de impacto social que visibilicen y generen conciencia sobre los beneficios del vínculo entre personas y perros.

Por su parte, Josep Oller e Inés Rubinat, máximos responsables de Films en Off y productores ejecutivos del corto, quisieron hacer un reconocimiento a todo el equipo, haciendo referencia a todos los departaments implicados, por su aportación y por haber dejado su huella artística en el proyecto. Finalmente, Ana Chinarro, directora general de Dingonatura, empresa patrocinadora del cortometraje, habló de su implicación en este proyecto y en la tarea que a partir de ahora se impulsará desde la asociación Huellas Compartidas.

Aparte de ver por primera vez el resultado final de este proyecto de cine social, los asistentes también pudieron escuchar las impresiones de los actores del cortometraje. Montse Ribadellas reconoció que se había enamorado de su personaje, Berta, y puso en valor que el film aborde temáticas a menudo tan escondidas como los malos tratos intrafamiliares. Por su parte, Miquel Sitjar, que interpreta al hijo maltratador, reconoció que el suyo no es un personaje nada amable y destacó el valor de hacer productos de cine social de estas características. En el escenario también recibieron los aplausos de público los otros dos protagonistas del corto, Toni Sevilla y Mouna Sabaly, una actriz no profesional que interpreta a la chica de origen migrante que ayuda a Berta, la protagonista, y que reclamó la necesidad de valorar a todas las personas sea cual sea su procedencia y situación personal.

El evento se cerró con el paso por el photocall de muchos de los asistentes, que también pudieron disfrutar de losobsequios que habían preparado dos de los partners de Fils Trencats, Dingonatura y Sweet Drops Barcelona.

La historia de Fils Trencats

Fils Trencats se rodó el pasado mes de agosto en tres localizaciones diferentes, en Gavà, Viladecans y Begues. Cuenta la historia de Berta, una mujer viuda de 80 años que huye de los malos tratos de su único hijo. Vive sola, no se atreve asalir de casa y sólo puede contar con la ayuda de Mouna, una chica migrada que va a su casa un par de veces por semana y le hace las compras. En la vida de Berta no parece haber esperanza, pero pronto encontrará un compañero que le ayudará a seguir adelante.

El cortometraje, que ha recibido una subvención por parte del ICEC, cuenta con el patrocinio de Dingonatura, empresa de alimentación natural para perros y gatos. Además, colaboran en el proyecto las empresas técnicas Ovide y Aluzine, además de otras instituciones y empresas como el Ayuntamiento de Gavà, El Racó de Milú, Sweet Drops Barcelona,Biomedical Logistics, Montau de Sadurní o el Ayuntamiento de Begues.