UUlJMYu_ISc

La historia de una mujer mayor

Recuerdo claramente cuando hace casi dos años (agosto, 2017) me perdí de ver la película “Deliciosa Fruta Seca”. Me llamó tanto la atención al leer su nombre en el programa del 21° Festival de Cine de Lima aquella vez, y me apenó mucho ver que estaba en tan pocos y complicados horarios. Me interesó mucho porque se trataba de la vida de una mujer adulta mayor, y estaba siendo protagonizada por la actriz Claudia Dammert, “es una grande” me dijo Digna, mi madre, cuando se lo comenté. Pensé ¿Es acaso la primera película peruana cuyo protagónico es una mujer mayor de 60 años? Aquella vez intentamos llegar a la última función pero no llegamos, fue demasiado tarde, la pequeña sala ya estaba llena. Acordamos esperar, porque seguro que pronto estaría en cines. La espera fue hasta enero de este año. Definitivamente valió esperar todo este tiempo para verla por fin en el Festival de Cine de Verano del Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú, esta vez junto a mi madre y mi compañero. También fue muy gratificante conocer esa noche a su Directora: Ana Caridad Sánchez, quien tiene una larga trayectoria en el cine peruano, y ahora con Deliciosa Fruta Seca presenta su Ópera Prima.

Fue formidable y generó en mí inefables sentimientos, sobre todo al haberla visto en dicho Festival cuando regresó a sala tras un poco más de un año de fallecimiento de su protagonista. Claudia Dammert falleció el 5 de noviembre del 2017. Escuché atentamente las palabras de Ana Caridad al presentar su película en el Festival; entre otras cosas mencionó:

“Deliciosa Fruta Secaes un canto de libertad para todas las mujeres y sobre todo paras las mujeres adultas mayores, Claudia Dammert estaba convencida de ello, y su energía está presente aquí con todos/as nosotros/as  y en todo el camino que nos espera”

Unos días después me reuní con Ana. Fue genial conversar con ella y saber más del proceso y sentido de ser de la película, así como recordar a la gran actriz peruana Claudia Dammert. Ese día también recordamos juntas el Festival de Cine Hecho por Mujeres de marzo del año pasado, reafirmando la importancia de que las mujeres hagan cine, y que haya cine que visibilice a las mujeres en su diversidad. En ese marco, conversábamos de las películas peruanas en las que habían participado mujeres mayores de 60 años -usualmente como personajes secundarios-, recordamos que hace algunos años se presentó una producción protagonizada por cinco mujeres y entre ellas una adulta mayor, y es entonces que caímos en cuenta de que Deliciosa Fruta Seca es la primera producción cinematográfica en el Perú cuyo único protagónico es interpretado por una mujer adulta mayor. Ana Caridad alega que empieza a construir esta historia pensando y reflexionando sobre la forma en la que quisiera vivir su vejez, sabiendo que en el Perú y el mundo son más mujeres adultas mayores que hombres, y que desde los distintos espacios -entre ellos el artístico- aún se visibiliza a la mujer “vieja” como decrépita y débil,  o simplemente no se la visibiliza. Asimismo cuenta que se comenzó a cuestionar “¿Por qué las mujeres se quitan la edad?”, y afirma:

“Quiero mostrar la historia de una mujer mayor que rompa con estereotipos de género y vejez, usando la danza como herramienta artística clave en el cambio de su estilo de vida; en este caso la Marinera, que como trujillana [1] me llena de orgullo visibilizar también en esta historia”

Esta película es la historia de Marialicia, una mujer mayor de 60 años, madre, abuela y recientemente – tras un trágico incidente- viuda. Aquel fatal acontecimiento en el que muere su cónyuge significará en la vida de Marialicia un cambio radical, así como para nuestro cine significa esta producción un antes y un después. Esta película visibiliza la importancia de la libertad de las mujeres en toda edad, la expresión de su sexualidad y sensualidad, la relevancia de su autonomía económica y la oportunidad de autorrealización que nos podemos dar en la vejez, así como la relevancia del compartir intergeneracional en sororidad.

Deliciosa Fruta Seca da un aporte muy significativo al abordaje de los estudios de género y la vejez, que a palabras de Mónica Navarro (2018) “Son dos potentes categorías que se intersectan, porque si bien todas podemos pertenecer a una clase social o a una etnia, todas seremos viejas salvo que la muerte llegue antes”. Asimismo esta historia suma a la reflexión y las luchas del movimiento feminista porque en ellas, a palabras de Anna Freixas (2013. p. 41)“También se puede reconocer las vidas y trayectorias de mujeres adultas mayores cuya obra y pensamiento son importantes fuentes de información y conocimiento, contribuyendo a crear una genealogía necesaria y liberadora para todas en el camino de la vejez”.

Muere la mujer que inspiró el cartel ‘We Can Do It’ al feminismo

Las mujeres, afirma Freixas (2018, p. 15), necesitamos un nuevo lenguaje sobre la vejez que reconozca que el envejecimiento cambia y transforma el cuerpo femenino, sin por eso dejar de poder experimentar placer sexual y sensual.

Esta genial ópera prima peruana, premiada en el 2017 como mejor largometraje en el  Festival de Cinéma Péruvien de París, se estrena en salas de Lima, Trujillo, Arequipa y Piura el 27 de junio de este año. Fue un largo y complejo proceso hasta que llegue a salas de cine porque la propia industria cinematográfica cuestionaba el hecho de que la protagonista sea una mujer adulta mayor. Recuerda Ana Caridad “¿Por qué la pones tan vieja?, me preguntaron, y yo respondí ¡Porque es de una vieja!” Fue una lucha, ¡Y se logró! He aquí lo revolucionario que significa su estreno y lo necesario que es apoyar su permanencia.

En este sentido, es precisa la afirmación de Mónica Navarro (2018): “Las mujeres tenemos recursos para salir adelante de una gran cantidad de situaciones de la vida cotidiana, y de las crisis. Hay que darle voz a las adultas mayores, ya que ellas suelen ser reconocidas por su rol de abuelas, pero a ninguna se le reconoce haber sido protagonista de movimientos políticos, culturales, en defensa de los derechos de las mujeres, entre otros.”, como en este caso a una actriz adulta mayor que desde que leyó el guion de la historia aceptó no solo a ser la protagonista sino a sumarse a la lucha por visibilizar a las mujeres adultas mayores desde el arte, contribuyendo a la ruptura de prejuicios sexistas y edadistas.

Haydee Chamorro García

Trabajadora Social – Perú

 

Referencias:

  1. Freixas, A. (2013). Tan Frescas. Las nuevas mujeres mayores del siglo XXI. Madrid: Ed. PAIDOS IBERICA.
  2. Freixas, A. (2018). Sin reglas, erótica y libertad femenina en la madurez. Madrid: Capitán Swing Libros S.L.
  3. Navarro, M. (2018). Entrevistada por Natalia Muñiz en Diario Popular, Argentina. Recuperado en: https://www.diariopopular.com.ar/general/valorar-el-legado-las-adultas-mayores-n353671.
[1] Ana Caridad Sánchez es de la ciudad de Trujillo, capital de la región de La Libertad, en el norte costeño del Perú. La Marinera Norteña es una de sus más identificadas danzas a nivel nacional. Cada año desde 1960 se celebra en Trujillo el Concurso Nacional de Marinera.