Eléctrica y extravagante, la figura más importante del arte pop latinoamericano, amiga de noche de Warhol y Premio Velázquez de Artes Plásticas 2016 es una mujer activa que a sus 73 años sueña con proyectos gigantes que ilusionan su presente y estimulan su futuro. Proyectos como el “Partenón de libros prohibidos” que ya brilla hasta septiembre en la Documenta de Kassel. Ubicado en el mismo lugar donde los nazis quemaron libros en 1933.

Su obra se encuentra en importantes instituciones como el Salomon R. Guggenheim Museum o el hall Indonetian de Naciones Unidas, ambos en Nueva York; en el Walker Art Center de Minneapolis (EE.UU) y en el Museo de Arte Moderno de Medellín (Colombia). Aquí recopilamos algunos extractos de entrevistas realizadas para medios como Noticias Perfil, Ciudad Magazine o Planeta Urbano, donde comparte sus reflexiones sobre el envejecimiento o la jubilación.

Tengo 25 años. Me quedé ahí, en los 25. Me siento mejor con la gente joven a la que le gusta el arte

¿Cuántos años le gustaría vivir?

Mientras tenga energía y no tenga que ir al médico puedo vivir. No voy al médico hace 35 años.

¿Piensa en el retiro? No. Me voy a morir trabajando. Si no tengo trabajo, lo invento. Estoy entusiasmada con un proyecto de una pelota gigante de dulce de leche en una cancha de fútbol que tenga pegada miles de Vauquitas. O hacer la torre Eiffel de pan baguette. Me gusta trabajar con la comida, hice la Venus de milo de queso, la estatua de la libertad de frutillas.

Hablando de arte, ¿qué artistas argentinos le gustan?

Yo soy muy ‘yoísta’, para mí la única genia soy yo. Es muy feo lo que voy a decir, pero me parece que ya se hizo, no veo a nadie que rompa todos los esquemas.

¿Qué le asusta de la vejez?

Me asusta el deterioro. Porque me interesa tener toda la energía del mundo, no ir deteriorándome de a poco, no sufrir de cansancio. Cuando conocí a Dalí, él tenía 70 y yo 20, pero él tenía una energía total, tal como se movía era un joven. Después murió de una manera atroz. Y yo siento que tengo la energía de Dalí y no quisiera llegar a esa muerte horrible.

¿Cuántos años tiene?

Tengo 70 años, como Mick Jagger.

Me siento identificada, tenemos casi la misma edad. Yo me siento más identificada con la gente de la música de rock internacional que con los artistas. Desde que murió Andy Warhol me identifico con los músicos, no con Roger Waters porque me parece que se quedó en The Wall.

Gano plata y la pierdo, vivo de eso. La gasto en la propia obra. Mi capital soy yo. Invierto para la eternidad, no me gano la vida, me gano la eternidad.