Es una de las imágenes más famosas de la Segunda Guerra Mundial: una mujer con un pañuelo rojo de lunares flexionando su bíceps    acompañado de un bocadillo azul con la frase “¡Podemos hacerlo!” en inglés. La imagen que ahora está impresa en imanes, tazas de café o camisetas, es un símbolo feminista y un ícono cultural que ha inspirado a millones de mujeres de todo el mundo.

Naomi Parker Fraley, su musa, murió el pasado sábado a los 96 años. Su imagen se llamaba Rosie the Riveter (Rosa, la remachadora) y se hizo famosa durante la liberación femenina y los movimientos laborales de la década de 1980.

Naomi Parker nació en Tulsa, Oklahoma, y fue una de las primeras mujeres reclutadas para trabajar en la Estación Aérea Naval en Alameda, California.

We Can Do It! (‘¡Podemos hacerlo!’) es un cartel de propaganda de guerra estadounidense creado por J. Howard Miller en 1943 para Westinghouse Electric como una imagen inspiradora para levantar la moral de los trabajadores. No fue un póster que promovía la contratación de profesionales mujeres, sino para exhortar a las mujeres ya contratadas a trabajar más duro.​ Las feministas y otros movimientos asociativos de los derechos han aprovechado su actitud para el autoempoderamiento.

A pesar de la fama que había alcanzado su icónica imagen, la verdadera identidad de Rosie había permanecido oculta durante años. Fue el académico James J. Kimble quien logró aclararlo en 2016 y terminar con la duda. Hasta entonces, se había pensado que se trataba de Geraldine Hoff Doyle.

“Las mujeres de este país en estos días necesitan algunos íconos. Si creen que yo soy una, estoy feliz por eso “, dijo.

Foto: @MakingRosieCozy