Cuando Gladys cumplió 98 años, su nieta Shannon Weikle tuvo la idea de celebrarlo de una manera única. Como su abuela se lo merece.

La abuela Gladys y Shannon ya habían ya se habían hecho unos tatuajes de hojas de arce durante su  cumpleaños numero, así que esta vez el chica de 29 años de Maryland pensó en algo un poco diferente.

Se le ocurrió la idea de una sesión de fotos (tan especial), que incluía una botella de champagne para brinda y un pastel delicioso para disfrutarlo juntas.

Shannon Weikle le sugirió a su abuela Gladys que hiciera una sesión de fotos divertida para celebrar su cumpleaños y la señora de 98 años aceptó la propuesta.

“Muchos de mis amigos están teniendo bebés y están haciendo sesiones de fotos para recién nacidos o haciendo pasteles y tartas para el primer cumpleaños de su hijo”, dijo Shannon a la revista People.

Encuentra artículos similares a este en la sección CULTURA

“Ella es la persona con la que hago todas estas cosas divertidas, y ahí es donde surgió la idea. Quería hacer algo especial para ella”, explicó.

La cumpleañera se presento con una camiseta y un tutú, y su nieta también le convenció para teñirse el cabello de azul para la sesión fotográfica, lo que dejó a la abuela “extrañada”, pero como podéis ver, aceptó y disfrutó.

¡Inmortalizada de una forma GUAPÍSIMA!

Fotografía: Cara Lynn

Si te animas, la empresa amiga Serpentina Senior te ayudará a sorprender a tu abuela/abuelo o amigo adulto mayor.

¿Por qué celebrar la vida más allá de los años?