Distintas investigaciones han demostrado que la buena salud de lamemoria está condicionada por variantes como la edad, la dieta, el estrés, la genética, la actividad intelectual, la calidad de sueño, etc. Pese a ello, también está comprobado que por medio de algunos ejercicios sumamente sencillos se puede contribuir a mantener una memoria más saludable.

Todos nos hemos apuntado alguna vez al gimnasio con la esperanza de ganar agilidad. Pero, en cambio, es muy poca la gente que ejercita su memoria y, de hecho, todavía menos la que sabe que, para que responda bien, hay que ponerla en funcionamiento todos los días y plantearle retos que la mantengan activa. Con esta intención, Cristina Vidal Martí nos propone retos y deberes para llevar a la piscina o entretenernos en el pueblo.

¡Lo recomendamos!