Camilla recuerda que su primer contacto con la fotografía fue a través de su abuelo. Un farmacéutico muy inquieto, escultor, cazador, taxidermista y aficionado al arte de captar la realidad interpretándola bajo una mirada muy personal. Por lo que veremos, muchas veces invisible por incómoda, cruda por real. Sin photoshop, únicamente con el maquillaje que oculta el drama de la prostitución.

El gusanillo ya estaba dentro de aquella de Cles (Italia). Con el paso de los años, se ha dado cuenta de que todos sus trabajos tienen en común el interés por lo invisible. En sus palabras lo expresa así. “La atracción por lo que escapa al ojo, pequeñas revelaciones que se esconden detrás de una primera percepción de las cosas. Me siento atraído por la fotografía que no hablar de las cosas obvias, pero explica las reflexiones, mostrándome que por sí sola no vería. Pequeños “agujeros” o “ventanas” son capaces de llevar a la basura, que si bien contando la vida de otros, parece también estar diciendo a mí mismo mi propia “. “Smoking Women” parte de ese interés y el trabajo sobre un tabú gigante,  la vejez y la prostitución.

El imaginario social de la trabajadora sexual es el de una joven, tacón imposible, enfundada en medias de rejilla y con falda corta. Ese imaginario, recreado en el celuloide, es puro humo. Si no es víctima de trata, la trabajadora sexual es una mujer absolutamente como cualquier otra. Solo que ha escogido la prostitución como un trabajo para salir de la miseria. Quizá lo ejerza toda la vida o solo un pedacito de su historia.

“Mujeres que fuman” es un acercamiento a las señoras ancianas que ejercieron la prostitución hasta que sus cuerpos aguantaros – el cuerpo caduca en este trabajo – o que siguen trabajando esporádicamente si la ayuda social no les alcanza para pagar las medicinas, la escuela para sus hijos.

Este trabajo es una reflexión sobre el cuerpo, el concepto de mujer mayor, la construcción social de la mala mujer y el trabajo sexual (prostitución) como opción personal.

“Era un proyecto bastante delicado, donde su imagen era en sí mismo un tabú. Una vez que se sale del mundo de la prostitución, muchas mujeres tienden a ocultar su pasado, y para hacer eso optan por convertirse casi en fantasmas. Fueron sólo dos las que nos quisieron enseñar su mundo” comenta Camilla.

Para conocer toda su obra artística esta es su página web: camillademaffei.com

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.