Este especial Galardón es para el portal de Envejecimiento [en-red]. Se trata de un punto de referencia para la documentación de profesionales y de población general interesada en el envejecimiento. El esfuerzo realizado desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) por alcanzar la transferencia de conocimiento en materia de envejecimiento, merece este reconocimiento a su sólida trayectoria.

¿Cuándo nace Envejecimiento en Red y con qué fines?

Envejecimiento en red es una plataforma digital dedicada al análisis y la observación del envejecimiento de la población, compuesta por una web, un blog, boletín, informes, redes sociales, presencia en medios de comunicación. Especial es nuestra sección sobre investigación y envejecimiento en Juntos paso a paso de RNE. Envejecimiento en red comenzó su andadura en febrero de 2013 en el Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC, a partir de la experiencia adquirida durante más de diez años en el desarrollo del Portal Mayores (Imserso, CSIC), para difundir conocimiento basado en la explotación de fuentes estadísticas y para ser repositorio de documentos y experiencias innovadoras en envejecimiento y en su investigación. El fenómeno del envejecimiento de la población ocupa, por su importancia, un papel relevante en las diferentes estrategias y líneas de actuación de las políticas de investigación e innovación de las principales economías mundiales, europeas y españolas. El público objetivo al que se dirigen los contenidos es el mundo cadémico, creadores de opinión, responsables de la esfera pública y profesionales de los servicios sociales. Los asuntos tratados y el lenguaje escogido pretenden que los contenidos lleguen también a la sociedad en general, mayores y familiares incuidos.

Es un espacio para que el sector interesado en los mayores se conozca entre sí, necesario ya que es un ámbito muy heterogéneo y multidisciplinar, y por tanto a veces muy disperso.

Envejecimiento en red trabaja desde dos vertientes; por un lado, en la producción de contenidos y, por otro, en la comunicación y divulgación de la mejor información disponible, poniendo el acento en la interacción con los usuarios.

Por ejemplo, haber superado las 200 entradas publicadas en el blog en dos años y mantener un nivel de seguimiento alto es una gran satisfacción. Para los autores, lo es saber que la plataforma se ha consolidado y que pueden difundir sus ideas de forma fácil, y que algunas colaboraciones se han convertido ya en series más estables, que se editan en forma de informes, con una maquetación cuidada y con una difusión mayor. La reputación digital es un activo de nuestra notoriedad como investigadores. Estamos convencidos de que estos nuevos canales facilitan la difusión de los trabajos de investigación y conseguir explicar al público en qué trabajamos y porqué.

¿Cuál es el mayor aprendizaje que habéis recibido al trabajar con/para las personas mayores?

Nuestro punto de vista inicial sobre el envejecimiento es desde la demografía, con esta labor de difusión precisamente hemos aprendido a superarnos, a comprender mejor el proceso de envejecimiento en la sociedad. Este requiere ser abordado desde muchas áreas. Son muchos los agentes que investigan, proponen y experimentan soluciones desde los ámbitos de la salud y la medicina, la discapacidad y la dependencia, la economía, los servicios y los recursos sociales, las infraestructuras, las tecnologías o la demografía… Es necesario que la ciencia desarrolle soluciones, nuevas estructuras y modelos innovadores que permitan transformar el gasto asociado al envejecimiento en una inversión, y que permitan además una mejoría en la calidad de vida de todos.

Las personas mayores nos muestran su heterogeneidad, y las ventajas de una sociedad en la que todas las edades pariticipan. También estamos aprendiendo a defender el papel activo de los mayores y una imagen de los mismos alejada de estereotipos y sin discriminación. Así mismo, aprendemos a identificar cuáles son las herramientas más útiles para facilitar un envejecimiento exitoso. Tenemos el convencimiento de que la innovación social es clave para alcanzar un envejecimiento activo y saludable. Finalmente, aprendemos a concebir el proceso de envejecimento desde una perspectiva más positiva individual y colectivamente.

¿Qué retos de futuro se plantea la se plantea Envejecimiento en Red?

Necesitamos aprender a gestionar nuestra reputación en la red, y para ello necesitamos el apoyo de buenos comunicadores que nos guíen. Tendremos que saber qué se dice de nosotros y cómo posicionarnos en estos nuevos medios de comunicación. Usar las redes sociales y los blogs implica organizar bien la información digital con gestores adecuados,

almacenarla en repositorios, difundirla en redes sociales y evaluar su impacto, y hace falta un aprendizaje y práctica iniciales, que una vez que son integradas en el día a día resultan más espontáneas y gratificantes. Reto es por ejemplo, convencer a nuestros compañeros científicos de que las nuevas formas de transferir conocimiento no devalúan su quehacer cotidiano. Es más, facilitan su conexión con los diferentes sectores sociales. Muchos de ellos no valoran aún las posibilidades de un blog colectivo, y qué aporta ello a su productividad científica. Esta forma de comunicar, y la visibilidad en las redes sociales, ofrece más posibilidades para que nuestros trabajos sean buscados, leídos, citados y utilizados. Nuestra prioridad es poner en contacto el mundo académico y científico y las iniciativas institucionales, sociales y profesionales más innovadoras en envejecimiento.

El conocimiento base de Envejecimiento en red es inagotable: cada vez hay más personas mayores; los desafíos de esta realidad demográfica se multiplican. Todos los sectores sociales están esperando ideas, resultados, experiencias, opiniones informadas, etc., desde los profesionales de la ciencia. El mayor reto es lograr ser un instrumento que contribuya a la mejora de las políticas de atención y planes de participación de los mayores, a través de la sensibilización de la sociedad acerca de esta realidad social.

¡Os recomendamos que visitéis su espacio! Pincha aquí

Antonio Abellán (Director Científico de Envejecimiento en Red) e Isabel Fernández (Responsable de Contenidos)

Disfruta de artículos como este visitando la sección ENTREVISTAS