Gemma, ¿Qué tal? ¿Desde cuándo eres la responsable de programas de Mujeres, Personas Cuidadoras y Maltratos?

Empecé a trabajar con personas cuidadoras en Cruz Roja en el 2002, primero estuve como psicóloga de grupos de apoyo y luego ya en coordinación. Tuve también diferentes encargos y responsabilidades, en el 2010 me propusieron coordinar el proyecto para víctimas de violencia de género y luego empezamos a solicitar otras subvenciones para desarrollar proyectos relacionados con mujeres con diferentes vulnerabilidades. Hace dos años, pudimos también empezar a trabajar por el buen trato de las personas mayores y el abordaje del maltrato, y también estamos tratando de hacer actuaciones en torno a la violencia doméstica. De ahí que hace un par de años tengo la responsabilidad conjunta de trabajar las mujeres, las personas cuidadoras y las violencias en diferentes colectivos.

¿Qué satisfacciones te ha traído este cargo?

Puedo decir que tengo la grandísima suerte de dedicarme a lo que me gusta y a la vez me apasiona, que, como la propia vida, va cambiando de color y de forma. Siempre me he dedicado a las personas mayores y sus entornos relacionales, y es apasionante poder trabajar en proyectos donde ves que son realmente útiles y necesarios, participando desde su creación. Los relacionados con mujeres ha sido una pasión más tardía, pero que también coincide en un momento de madurez que me aportan solidez cómo mujer y persona.

¿En qué consiste el multicanal SerCuidadora?

Son diversos canales y contenidos que dan apoyo a personas solas, sin información o que no pueden desplazarse a puntos para obtener información. Aprovechamos las tecnologías con una web y multitud de canales diferentes (Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest…) para ofrecer información y contenidos en diferentes formatos, además de tener un teléfono de atención directa. En nuestra web tenemos también guías y folletos, infografías de propia creación, videos y presentaciones, entradas en blog específico para los cuidados (cuidablog) e informaciones diversas y actualizadas. Nuestra presencia está siendo creciente tanto en España como en Sudamérica.

¿Qué has aprendido y desaprendido sobre el colectivo de personas mayores?

Aprendido…todo y nada. Supongo que no es un colectivo, que la edad no significa nada, más allá de un número que a veces determina por ejemplo que puedas o no trabajar, o que puedas o no acceder a ciertas ayudas. Que, si hablamos de colectivo, es lo más disperso que existe, ya que muchas veces está lleno de estereotipos que nada tienen que ver con las personas que lo conforman. Que pueden tener en común ciertas vivencias relacionadas con la historia, pero que cada uno ha hecho un camino personal y propio. Y, sobre todo, que cuando más años echamos a la vida, más posibilidades tenemos de haber aprendido caminos extraordinarios y únicos.

¿Qué importancia tiene el autocuidado para disfrutar de una vejez tolerable?

Yo creo que en general podemos envejeceremos como hayamos vivido, y… sobre todo, la vejez no solo es “tolerable”, si no deseable.

El dolor y la pérdida cuando el Alzheimer progresa

¿Cómo está siendo el cuidado a los mayores de tu casa? 

Nosotros siempre hemos sido personas dentro de una familia muy independiente, que estamos en los momentos necesarios siempre, pero que preferimos vivir nuestras vidas tomando nuestras propias decisiones con independencia y asumiendo las consecuencias de nuestros actos, y respetando las decisiones del otro. Tengo también la suerte de tener una familia que ha tenido personas muy longevas a las que poco se han tenido que cuidar, porque han sido también muy independientes y que han disfrutado de la vida hasta el final. Supongo que por eso empecé trabajando con mayores, porque para mí eran modelos y actitudes vitales muy motivadoras.

SERCUIDADORA es un servicio de ayuda a personas cuidadoras no profesionales de Cruz Roja Española.

Teléfono gratuito de atención: 900365100

Correo: sercuidador@cruzroja.es

¿Qué cosas le sorprendería a la Gemma niña de la mujer que es hoy?

Algunas cosas como el hecho tener unos hijos fantásticos con los que no contaba y de los que aprendo también, aunque yo sea su madre. Quizá también me sorprendería no dedicarme tanto a la ciencia (estudiaba mucho de niña y de jovencita) como a temas más sociales. Tampoco me hubiera pensado entonces cómo es igual de bueno el tener un aprendizaje continuado desde lo simple y lo informal, como puede ser des del juego, o las redes….

Pack 10 Pulseras Anti Edadismo

¿A qué persona ves cuando te miras al espejo?

Debo tener un “espejito mágico”, porque cada vez me veo mejor, con más brillo. En definitiva, me gusta más lo que veo. Me parece que la madurez te da autoaceptación y equilibrio para ver lo que relamente importa.

¿Qué tienes previsto hacer en tu jubilación?

Pues, no lo sé ni me preocupa mucho. No sé cómo estaré entonces y si he aprendido a algo, es a planificar las situaciones del presente próximo, más que las del futuro a largo plazo. Tengo infinidad de cosas que me quedan por hacer, así que supongo que tendré tiempo para algunas, y a ver como las hago…

¿Celebras tus cumpleaños? ¿De qué manera?

Siempre, a veces lo celebro muchas veces y con todo el mundo a quien aprecio y quiero. Si puedo me cojo el día para hacer algo que tenga ganas de hacer, normalmente sola, y luego también me hago un regalo personal (“de mi para mi”). Y también comparto con los demás la felicidad de estar aquí y estar bien con la gente que me rodea.

¿Qué legado le dejarás al mundo de la gerontología?

Legado no sé, pero creo que ya siento que habré ayudado, aunque solo sea un poquito, a que la visión cambie, y a sumar a que las personas mayores sean vistas de otra manera, mucho más positiva y activa. Entre otras cosas pertenezco a la generación del baby boom, y, por tanto, cuando yo sea una “persona mayor”, estos serán mayoría en la sociedad, lo que provocará un cambio de modelo y estereotipos. A lo mejor lo “joven” ya no está tan de moda, quien sabe… Pienso que será más fácil que seamos vistos como personas activas, con capacidad de decisión y aprendizaje, y con mucha más capacidad de influencia sobre la sociedad de la que ahora tienen.

Gemma Roces es psicóloga y responsable de programas de Mujeres, Personas Cuidadoras y Maltratos de Cruz Roja Cataluña. Además de Máster en Gerontología Social del Departamento de Sociología y Metodología de las Ciencias Sociales de la Universidad de Barcelona en 1992.

La sexualidad y el amor después de los 50 y más