Una dieta adecuada es un elemento primordial en la salud de las personas mayores, tanto sin viven en una residencia o en su propio domicilio. Felip Pascual, Director Comercial (Divisón Empresa y Social) de Serunión, la empresa de restauración líder en España, comparte una entrevista con Qmayor donde nos desvela su compromiso para ofrecerles una gran calidad de vida.

Los resultados en las encuestas de satisfacción de las residencias de mayores  tienen un denominador común: la comida. La mayor parte de las críticas hacia el servicio de cocina, tanto propia como externa, apuntan a las tres “C” culinarias: calidad, cantidad y complacencia del sabor. ¿Cuál cree que es el origen de estas respuestas?

La comida en las residencias de mayores es uno de los campos en los que hay más margen de mejora si lo comparamos con otros aspectos de gestión como los programas de animación u otros servicios de carácter más complementario como los de fisioterapia, belleza, etc. Es por eso que Serunión focaliza sus esfuerzos en la mejora continua de su servicio de restauración en residencias, el cual engloba los tres conceptos mencionados: calidad, cantidad y complacencia del sabor. 

La realidad con la que se encuentra una residencia es que hay que alimentar a mayores sanos, diabéticos, hipertensos, o en casos más graves, a aquellos que padecen deterioros físicos o cognitivos y que son incapaces de autoalimentarse. ¿Supone la diversidad de estados de salud un problema a la hora de manejar el plan de alimentación?

En ningún caso. En Serunión tenemos capacidad para realizar más de 30 adaptaciones de dieta para poder satisfacer las necesidades específicas de cada comensal, más si se trata de restricciones y/o prescripciones médicas. Además, no solamente controlamos el resultado final, sino que en todo el proceso de elaboración y manipulación de los alimentos seguimos estrictos controles y medidas de seguridad alimentaria para evitar contaminaciones cruzadas.

Cuando aparecen los problemas de masticación y/o deglución observamos la tendencia generalizada de “pasarlo todo por la Turmix”. Sin embargo existen otras alternativas como la dieta “Fàcile à Manger” (Comiendo fácil). ¿En qué consiste? FacileAManger

El Fàcile à Manger es una manera especial de cocinar los alimentos precisamente para aquellas personas que tienen dificultades para masticar y/o deglutir. Son elaboraciones de texturas agradables, que no hacen perder el sabor ni el valor nutricional de los alimentos y adaptadas a las necesidades específicas de cada usuario. 

Esta técnica de preparación estimula el apetito y devuelve el placer de la comida a aquellas personas que, por un motivo u otro, tienen complicaciones para masticar o tragar, suponiendo un claro factor para la mejora de su calidad de vida. 

El Fàcile à Manger permite preparaciones tanto en frío como en caliente y presenta una amplia variedad en la gama de platos; una cocina tradicional con la incorporación de ingredientes naturales que se complementan para conseguir el equilibrio nutricional. 

Asimismo, disponemos de todo un programa de texturización de alimentos que nos permite cubrir las múltiples necesidades que pueden presentar las residencias, más allá del Fàcile à Manger.

La hiporexia es una patología que causa falta de apetito en los mayores. Para evitar que desemboque en una desnutrición, ¿deben seguirse algunas pautas dietéticas?

Todas las pautas dietéticas que se siguen en nuestras residencias se rigen por las prescripciones e indicaciones de los servicios médicos de los centros, que trabajan conjuntamente con nuestro departamento de Dietética y Nutrición. En el caso de la hiporexia, también. Si por indicación médica hay que incluir alimentos ricos en alguna vitamina o nutriente específico, se introduce dentro de nuestro plan de dietas específicas para cada paciente. En el caso de complementos vitamínicos o fármacos, estos no son responsabilidad de Serunión, sino, como hemos comentado anteriormente, del servicio médico del centro. facile-a-manger-interior_0

A pesar de los esfuerzos para ofrecer un menú adaptado a las exigencias nutricionales de cada persona, es posible comer “como en casa” en una residencia. ¿Cuál es el cometido de Serunion  para hacerlo posible en los centros donde trabaja?

En las residencias de gestiona Serunión adaptamos nuestra cocina al ritmo de vida de las personas mayores. Ajustamos nuestros menús a su estilo de vida, garantizando la calidad en el servicio y la atención personalizada, siguiendo las bases de la dieta mediterránea y de la gastronomía local. 

Somos conscientes que la alimentación es una parte fundamental en la vida de las personas mayores y que, además, influye de manera directa en su estado de salud. Por eso, ayudamos a los mayores a redescubrir el placer de la buena comida, con platos sabrosos y ligeros adaptados a las necesidades de cada persona; necesidades derivadas de intolerancias, enfermedades o dificultades de masticación, ya mencionado anteriormente. 

Además, sabemos que el hecho de hacerles sentir como en casa, que no se sientan extraños, con unos menús caseros, sanos y equilibrados mejorará su bienestar y su salud. Todo esto, lo complementamos con un extenso programa de actividades que fomenta las relaciones y la participación entre los residentes, potenciando un ambiente de confianza y bienestar entre ellos y los cuidadores. Actividades y fiestas temáticas que rompen la monotonía del día a día de las residencias para que las personas mayores se sientan como en casa. 

Disfruta de artículos como este visitando la sección ENTREVISTAS