Mayor conciencia sobre el fenómeno del envejecimiento en Chile

🇨🇱 La pandemia actual producida por el nuevo coronavirus ha generado grandes desafíos para las sociedades médicas y científicas de todo el mundo. En Chile la Sociedad de Geriatría y Gerontología se encuentra trabajando arduamente, entregando orientaciones a los equipos profesionales y a la población general sobre cómo enfrentar este momento. En esta ocasión, QMayor converso con Marco Espíldora, Periodista, Magíster en Políticas Públicas, cofundador de Corporación Acción Mayor y Director de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile.

N: ¿Cuáles son las labores que están desarrollando para responder al contexto de pandemia por COVID 19 como Sociedad Chilena de Geriatría y Gerontología?

M: La Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile cumple como Sociedad médica y científica una labor  en la generación de contenidos y también de ayuda colaborativa con las políticas para y con las personas mayores. En ese contexto, el trabajo que ha realizado junto a sus socias y socios, es la elaboración de protocolos y recomendaciones para diferentes ámbitos asistenciales y de formación para los profesionales que están en primera linea trabajando con personas que presentan el COVID 19, a su vez en dichos documentos se ha contado con el apoyo de otras sociedades científicas. También a ese trabajo se ha sumado la elaboración de diferentes boletines y cápsulas en video desde el punto de vista educativo, para que la población comprenda mejor la pandemia, también para la promoción del envejecimiento saludable y del encuentro intergeneracional, sobre todo pensando en que las personas mayores son un grupo de riesgo.

Desde la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile existe un trabajo sostenido de colaboración con otras instituciones del Estado, como Ministerio de Salud (MINSAL), Servicio del Adulto Mayor (SENAMA), y también con organizaciones sociales, en este sentido yo creo que ha salido lo mejor de nosotros, de los profesionales que trabajan con personas mayores tanto en sector público como privado. Un trabajo de mucho apoyo, con una gran intensidad, pero satisfactorio.

N: En esta misma linea ¿Cómo se ha desarrollado la colaboración entre los miembros de la Sociedad Chilena de Geriatría y Gerontología?

M: Dado que somos un país envejecido, con una alta expectativa de vida, como ya se ha señalado las personas mayores son un grupo de riesgo y en este sentido somos una entidad consultora en la materia. Por un lado está el trabajo con MINSAL y con SENAMA, y por otra parte el trabajo intersociedades. En las guías de recomendaciones o protocolos, hemos trabajado con diversas sociedades médicas y científicas, entre ellos especialistas en urgencia, en medicina intensiva, cuidados paliativos, medicina broncopulmonar. En un escenario donde faltan los médicos geriatras o profesionales de la gerontología, el trabajo colaborativo ha sido muy importante desde todos los niveles asistenciales para poder llegar a tiempo a enfrentar esta situación.

N: ¿Cuáles crees que son los desafíos que se están enfrentando en el campo geriátrico-gerontológico en Chile, bajo el contexto de COVID 19?

M: Sin lugar a duda, se va a requerir profundizar en lo que es la formación de médicos geriatras y profesionales de la gerontología, que más universidades cuenten con la asignatura de geriatría y puedan formar a más geriatras y eso también se extiende a todos los profesionales de la gerontología.

N: Entendiendo que la pandemia aun está en desarrollo, a la fecha ¿Cuáles son las reflexiones iniciales que deja la pandemia en torno al trabajo con las personas mayores?

M: Yo creo que hay un antes y un después del covid 19 en relación con la política de envejecimiento en Chile, se abre una ventana de posibilidades desde el punto de vista de la alfabetización digital, es una necesidad, una transformación, que tiene que ir con mayor prisa, tiene que ser una política integral, intergeneracional. Lo otro es el tema del enfoque de derecho, existe una Convención Interamericana sobre la protección de derechos humanos de las personas mayores, que Chile adhirió el 2015 y ratifico el 2017 y estamos todavía como sociedad al debe para hacer valer los Derechos de las personas mayores, que puedan ser defendidas cuando existan situaciones de maltrato por acción u omisión, requerimos en ese sentido mucha sensibilización, conciencia, para construir una nueva cultura en torno a las vejeces. En conclusión, la experiencia de la pandemia va a ayudar a tener mayor consciencia sobre el fenómeno del envejecimiento en Chile, una mirada más amplia, integral, desde el punto de vista intersectorial, interdisciplinario, con un Chile para todas las edades. Es muy importante que trabajemos de la mano en torno a este tema, pensando en que los mas jóvenes también serán personas mayores, para que sea una vejez digna y saludable.

Para mayor información sobre la Sociedad Chilena de Geriatría y Gerontología: https://www.socgeriatria.cl/site/

Nicolas Cisternas

Por Nicolás Cisternas Sandoval. Psicologo. Especialista en Psicogerontologia.  Corresponsal QMAYOR Chile, Argentina y Uruguay.

MICROEDADISMO #73 ¡Contraresto mi edad con ejercicio!

No Hay Más Artículos