Roig 26 es un proyecto que he realizado poco a poco a través de la contemplación, la reflexión y la experiencia de más de cinco años de convivencia con mis abuelos, Marina y José, en un humilde apartamento situado en la calle Roig del céntrico barrio barcelonés de ‘el Raval’, apartamento que ha sido escenario de esta relación durante más de sesenta años.

En este mismo piso nació ella, justamente en mi habitación de acogida. Toda una vida entre las mismas paredes y los mismos temores. Ellos son como tantas otras parejas de esos tiempos, donde había unos roles establecidos y unas costumbres que, al menos a mí, se me hacen ya muy lejanas.

Con este proyecto, no pretendo hacer un fiel retrato de su realidad, si no más bien, una realidad recreada a través de la experiencia de lo vivido con ellos.

Lo que me interesa mostrar, es lo que para mí ha sido buena parte de su relación durante estos años, una relación donde la distancia entre ellos, marcada por conflictos lejanos, crea una aplastante rutina que cubre de sentido sus vidas.

Ahora, en la etapa final de sus vidas, sólo existe una extraña dependencia mútua donde, por un lado, mi abuelo y quizás el principal protagonista del proyecto, tiene una total dependencia de mi abuela, y al mismo tiempo, ella no sabría hacer otra cosa que cuidar de él.

Salva López

Todas las fotos son de Salva López  y en su web el resto de las fotografías de este bonito proyecto.