La exposición House Vision de Tokio reúne a reconocidos arquitectos japoneses con empresas para explorar el futuro del hogar. En 2016 el programa pidió a arquitectos como Sou Fujimoto, Shigeru Ban y Atelier Bow-Wow, y compañías como Airbnb y MUJI, centrarse en el tema de la colectividad y la individualidad en la vivienda. El título oficial de la exposición es CODIVIDUAL: Dividir y conectar / Separar y Reunirse y consiste en 12 prototipos a gran escala de edificios o espacios públicos que conforman un paisaje urbano con visión de futuro.

vivienda colectiva arquitectura envejecimiento

Daito

Pero dentro de ese contexto, surgió una y otra vez un mismo tema: el envejecimiento y cómo un buen diseño puede ayudar a reconciliar los desafíos sociales y físicos de ser una persona mayor.

Japón es un país que tradicionalmente ha alentado a las personas a envejecer “en el hogar”, en casas donde viven múltiples generaciones familiares, una situación que generalmente tiende a beneficiar la salud y el bienestar mental de las generaciones mayores. Sin embargo, la vida moderna en Japón se ha alejado de ese modelo en las últimas décadas, particularmente en áreas urbanas. Muchas de las ideas propuestas en House Vision sugieren que los diseñadores pueden hacer uso del espacio de manera que se adapte al envejecimiento de la población de la comunidad y al mismo tiempo otorgar a otros la independencia.

Por ejemplo, la empresa de gestión de arrendamiento residencial Daito Trust Construction y el arquitecto japonés Sou Fujimoto reconfiguraron el diseño estándar de un complejo de apartamentos para aumentar sutilmente la interacción social. Las unidades privadas son más pequeñas y los espacios compartidos son más grandes, y los residentes comparten cocinas, baños, teatros y jardines, en lugar de pasillos estrechos. El diseño tiene en cuenta a las personas mayores: un complejo de viviendas de generación mixta con más espacio para interactuar y controlar orgánicamente a los vecinos podría disminuir la necesidad de entornos de vida asistida, o padres que se mudan de nuevo con sus hijos.

totoykkap

El arquitecto Jun Igarashi, por otro lado, no solo invierte los espacios públicos y privados, sino que los replantea por completo. Junto con la compañía japonesa de electrodomésticos TOTO / YKK AP y el diseñador de muebles Taiji Fujimori, Igarashi diseñó una sala de estar con una habitación en el centro que se adentra en espacios semiprivados. La idea surgió de que Igarashi repensó el diseño básico de las ventanas y dio como resultado aberturas similares a ventanas que no se abren al exterior, sino que crean espacios intersticiales que se pueden usar para relajarse, comer o bañarse. Cada espacio está construido con muebles que son funcionales y dividen el espacio aún más. Para una casa familiar multigeneracional, esto podría crear espacios para la privacidad y al mismo tiempo proporcionar un lugar en el centro para la comunidad.

En una de las interpretaciones más vívidas del mensaje, el servicio de entrega puerta a puerta más grande de Japón, Yamato Holdings y el arquitecto Fumie Shibata construyeron un frigorífico en la fachada de una casa. La pareja quería facilitar la entrega de alimentos de un frigorífico a otro sin requerir que una persona esté en casa para recibirlos. Con la domótica que facilita el control de los electrodomésticos desde lejos, es fácil imaginar que desbloqueas un frigorífico de forma remota para permitir que una persona de reparto deje la comida en el interior. El frigorífico sería accesible desde el exterior de la casa, a través de una puerta construida directamente en la fachada.

Esto sería genial para cualquier persona de cualquier edad: imagínate “comprando” desde tu ordenador en el trabajo y volviendo a casa mientras tienes todo listo enfriando en tu nevera, sin tener que permitir que nadie entre a tu casa. Pero sería especialmente útil para las personas mayores. Como señaló el arquitecto germano-estadounidense Matthias Hollwich en su reciente libro, New Aging, los servicios de entrega de alimentos como Blue Apron podrían ser clave para la independencia de las personas mayores una vez que la movilidad sea un problema. Hacer que sea más fácil aceptar entregas y compartir alimentos también facilitaría ese desafío.

Es este tipo de solución de diseño, una fusión de lo público y lo privado, una reverencia hacia la tradición pero la apertura a las formas de vida modernas, lo que la exposición está tratando de expandir. La Visión de la casa de este año explora una gama de problemas sociales que van más allá del envejecimiento y que pueden ser mediados por la vivienda colectiva.

ImágenesHouse Vision