El envejecimiento acelerado de la población es un logro de nuestro tiempo. Según la ONU, en la actualidad casi 700 millones de personas son mayores de 60 años, y para 2050 se estima que serán más del 20% de la población mundial. La Argentina evidenció en los últimos años un crecimiento notable en la proporción de adultos mayores de más de 65 años que supera el 10,2% a nivel total país, siendo la Capital Federal la que concentra más personas mayores, con un 16,4% (Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010).

Partiendo de la base de que los consumos  culturales estructuran la vida social  y se imbrican profundamente en la trama de las prácticas sociales, el consumir un determinado bien cultural, de forma asidua, convierte a la práctica en rito, conformando en un mecanismo clave para que la vida cotidiana y el mundo social se ordenen y adquieran consistencia social. El impacto que generan en las diferentes generaciones, especialmente en adultos mayores, es un punto a analizar si consideramos los sujetos que forman parte de nuestra investigación denominada “Construcción de sentidos y prácticas de comunicación socio-políticas y culturales de las personas mayores  en el Partido de La Plata”, perteneciente a la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (FPyCS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)

Un breve análisis de los datos cuantitativos

Se trata de una muestra aleatoria simple en las que los casos no nulos analizados fueron de 100 adultos mayores de la Ciudad de la Plata y respondieron un cuestionario de entrevista personal (no autoadministrado) de octubre de 2015 a mayo de 2016.

La mayoría de ellos (80%) fueron encuestados en el marco de los talleres gratuitos que organizó el Centro de Comunicación y Adultos Mayores de la FPyCS de la UNLP y el resto en barrios platenses[i]. Los casos se componen de 100 personas cuya edad se computa entre 60 y 96 años. El 67% de los consultados es mujer, mientras que el 33% es hombre. El 88% vive en la ciudad de La Plata, el 22% en las adyacencias.

El 97% de los que contestaron afirmativamente tienen estudios realizados. La mayoría de ellos tienen escolaridad superior: secundaria completa (26%) y Universidad (26%) lo que marca una característica común y es que tienen un importante grado de alfabetización. Estos datos dan un parámetro de que el perfil estudiado responde a un adulto mayor activo, alfabetizados y de la zona céntrica y norte de La Plata, la de mejor nivel socioeconómico general.

Consultados respecto de con quien/es convive el 41% vive solo y realiza actividades sociales. Otro dato interesante es que el 100% de los encuestados posee al menos uno de los siguientes aparatos tecnológicos: teléfono fijo/celular, internet, cable, televisión digital abierta (TDA). También cabe destacar que sólo 6 mayores manifestaron no poseer televisión, mientras que el resto superan los dos televisores en un mismo hogar.

La misma característica se observa con la radio, ya que el 47% de ellos tienen dos o más aparatos detalle no menor, teniendo en cuenta que las nuevas generaciones sintetizan el uso de todos los medios de comunicación en un solo soporte: el celular. A pesar de contar con teléfono móvil (76%) y haberse aggiornado al uso del mismo, el 80% de ellos mantiene la práctica de uso del teléfono fijo. También la mitad de los encuestados cuentan con cable e internet y el 70% poseen computadoras conectadas al servicio de internet.

Los usos más comunes de la red tienen que ver con enviar y recibir mails, informarse y mantenerse conectados vía redes sociales. Las TIC’s son impulsoras de cambios sociales y culturales. Atraviesan nuestra cotidianeidad, lo queramos o no, seamos conscientes o no; instalan modelos y pautas de comportamiento, y los adultos mayores no están ajenos a esta situación.

Las TIC’s son impulsoras de cambios sociales y culturales.

El libro también sigue siendo una obra de gran preponderancia en los adultos mayores (el 73% de los adultos leen libros de todo tipo y 23 de ellos se inclinaron por las novelas), y 82 personas leyeron en el último año entre 1 y 5 libros o más.  Si bien la mayoría adaptó sus consumos culturales a la aparición de las nuevas TIC’s, sólo el 1% de un centenar utilizan los e-books. En tanto las revistas han dejado de tener protagonismo en la lectura y aún más en quienes consumen este medio gráfico por suscripción (sólo 2) lo que marca un cambio cultural en este tipo de consumo.

En el caso de las temáticas elegidas predominan los noticieros, los programas de análisis políticos, los documentales y las películas o series, mientras que las novelas –años atrás elegidas por la mayoría de las “abuelas”- dejó de ser la programación preferida.

Asimismo, derribando algunas teorías acerca de la compra del diario en papel por parte de quienes estaban acostumbrados a consumirlos (los más grandes de la familia), la encuesta revela que sólo el 30% compra el periódico para informarse, mientras que el 70% eligen hacerlo mediante la radio y la tv.

El 96% mira televisión, mientras que el 3% asegura que no y el 1% no contesta.

Estamos en condiciones de afirmar que prevalece el uso de la radio al momento de informarse. Solo un 1% se informa  principalmente diarios y no escucha la radio, mientras que el 98% de los encuestados se informan por la radio en conjunto con otros medios (tv, internet, diarios y por medio de los  amigos), producto de la convergencia de las prácticas de consumo.

También se destaca el consumo de películas en cine, sobre todo de acción y románticas marcando así una diferencia marcada entre las respuestas femeninas y masculinas. El 56% dijo “voy al cine”, y sólo el 25% utiliza internet para mirar largometrajes. En esta línea, también la música tiene gran aceptación (93%), destacándose el tango y el folklore, como géneros musicales acorde a una generación.

Estos resultados responden a las primeras aproximaciones cuantitativas de un trabajo más profundo que continuará en análisis de entrevistas personales y focus group, con la intención de conocer los motivos por los que los adultos mayores deciden ciertos consumos culturales y cómo inciden los avances tecnológicos en los usos y costumbres.

[i] www.perio.unlp.edu.ar/periodismoamayores

Autoras: Lic Mariela Carnino, Lic Adriana Frávega, Dra Natalia Dominguez, Lic Virginia Mársico y Lic. Camila Carnero (Docentes e investigadoras de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina).

Imagen: Entrega de diplomas de los Talleres de Periodismo 2016 – Facultad de Periodismo y Comunicación Social (FPyCS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.