Jason Bard Yarmosky es un artista de 30 años que vive y trabaja en Brooklyn (Nueva York) al que queremos que conozcáis. Deciros que Yamosky empuja los límites conceptuales de la pintura tradicional de retrato y el dibujo, centrándose en los temas de envejecimiento en contraste con la glorificación histórica de la juventud.

Su trabajo artístico, compuesto clásicamente y también teatralmente, examina las complejidades de la experiencia del envejecimiento y explora cuestiones relativas a la memoria, el tiempo o la mortalidad, reveladas en la tensión entre las transformaciones físicas y psicológicas sufridas por sus antepasados.

Yarmosky se graduó con un BFA de la Escuela de Artes Visuales en la ciudad de Nueva York en 2010. Sus pinturas y dibujos han sido expuestos internacionalmente. Su trabajo ha aparecido en numerosas publicaciones en todo el mundo y es un ganador del pasado Premio Elizabeth Greenshields.

Como ya hemos dicho, toda su producción, sus obras yuxtaponen la juventud con la vejez y exploran las connotaciones sociales respecto al envejecimiento como hasta ahora lo habíamos entendido. Bastante patológico.

Desde pequeño, el artista tuvo una relación cercana con sus abuelos, quienes colaboraron posando para él y por ello, ha sido testigo de lo ineludible de la vejez en sus cuerpos. En sus palabras dejemos el resto:

Las primeras dos presentaciones en solitario que hice se centraron en mis abuelos. Los vestí con trajes y los pinté en color. Quería sacar el aspecto interior, juvenil que todos tenemos a medida que envejecemos. Pero ahora es un poco diferente: lanzo otro elemento. No se trata sólo del aspecto físico del envejecimiento, sino también del aspecto psicológico. Hice un podcast con mi abuelo poco después de mi última exposición, y en un momento, él mencionó cómo mi bisabuelo le dijo una vez que cuando se miraba en el espejo, sentía lo mismo que se sentía cuando tenía 18 años. Esto realmente me cautivó.

Hay una cita de Madeleine L’Engle que me gusta usar: “Nunca pierdes todas las edades por las que has pasado”. Siempre he admirado la forma en que mis abuelos miran la vida, incluso cuando sus cuerpos han cambiado físicamente. Este proyecto ha sido excelente para los tres en ese sentido como familia.

The great thing about getting older

is that you don’t lose all the other ages

you’ve been. ― Madeleine L’Engle

En alguna ocasión le hicieron esta pregunta: ¿Cómo te sientes con tu propio envejecimiento? JBY: Estoy bien con lo que sea. No debemos limitarnos a una sola idea de belleza, debemos aceptar todas las posibles. Me divierto mucho con mis abuelos, y aprendo mucho de ellos. Ellos ya han vivido la vida que estamos pasando ahora mismo. Nadie debería querer ser joven para siempre. Usted debería de querer disfrutar de toda la vida. Con plenitud, añadimos nosotros.

Para terminar, os dejamos con un video realmente hermoso que aunque no domines el inglés, sabrás interpretar y disfrutar. Si no, pide ayuda o matricúlate este verano en un curso intensivo. ¡Nunca es tarde, amigos!

¿Quieres estar al día? Visita la sección de ACTUALIDAD y entérate de to-do.

© Jason Bard Yarmosky | Web