Desde diferentes culturas, la tradición de celebrar el día del nacimiento de las personas se ha convertido en la mejor excusa para reunir la familia en torno al homenajeado. Sin embargo, dependiendo de la edad, esta celebración puede generar varios sentires y percepciones desde la óptica del festejado.

Si tengo 5 años me interesan más los regalos que van a llegar que las personas que asistirán a mi cumpleaños.

Si tengo 15 sé que ya casi voy a ser mayor de edad y soy declarado joven oficialmente por la sociedad, entonces el festejo gira en torno a proyectar mi imagen de gran adolescente.

Si cumplo 40, empiezo a plantearme varias cosas frente a la vida, me toca adaptarme a la vida madura que exige la sociedad y mis amigos asisten para recordarme que van pasando los años.

A los 60 años sientiéndome con todas las capacidades físicas y mentales, me celebran el cumpleaños como si hubiera cumplido 80 y a los 80 como si ya me estuviera despidiendo del mundo. Sólo les falta llevar al notario a la celebración para que firme el testamento.

Acompañando a una paciente amiga en su cumpleaños número 101, le pregunté ¿Qué se siente al cumplir tantos años? y me respondió: “es fantástico, después de los 100 vuelves a comenzar”.

En ese momento comprendí la misión de Serpentina Senior. Una empresa dedicada a reivindicar el papel de las personas mayores en la sociedad, de generar espacios de reconocimiento, valor humano por la vida y no por el conteo regresivo y lastimero con el que vemos la vejez.

Celebrar la vida da sentido y carácter al legado que dejamos como personas, genera vínculos fraternos con la alegría de existir, de vivir, de soñar… de amar. Celebrar la vejez, debe generar orgullo social, pues no todos tienen la fortuna de ver crecer a sus hijos, nietos y bisnietos. Es la maravillosa oportunidad de demostrarle a nuestras personas mayores lo agradecidos que estamos con ellos, de sus esfuerzos, luchas, alegrías y tristezas, de los momentos difíciles y aquellos donde nos brindaron mucha felicidad.

¿Acaso hay excusas para no celebrarlo a lo grande? ¿Vamos a esperar al próximo año para demostrarle que verdaderamente nos importa?

¡No!. La vida se celebra hoy con o sin motivo especial.

Gracias Serpentina Senior, por ayudarnos a transformar una Cultura positiva hacia el envejecimiento y la vejez.

¡¡Afuera corbatas!!

Robinson Cuadros – Medico Geriatra @cuadrosrobinson
Presidente de la Asociación Colombiana de Gerontología y Geriatría

Algunos personajes públicos han protagonizado eventos públicos de reconocimiento por ser mayores, activos y admirables. Véanse los ejemplos siguientes.

Cumpleaños octogenarios ilustres

De la misma manera, hijas bien ilustres han decidido a través de las redes sociales, compartir con sus seguidores que sus mamis debían soplar todas las velas que fuesen necesarias. ¡Nos emociona tanta gratitud y amor!

Cumpleaños Instagram

A esta tendencia (esperamos sea muy longeva y que nosotros la disfrutemos) se ha sumado Marta Ortega. La hija del ilustre octogenario Amancio (Fundador de Inditex) entendió a la perfección que su padre no necesitaba más que reconocimiento y cariño por parte de su entorno más cercano. Las caras de sorpresa y las lagrimillas que derramó sobre sus mejillas, son la prueba de que lo consiguieron. De sobra.  Felicitamos a los organizadores del homenaje y sobre todo a los cómplices que consideraron la idea de festejar así  los 80 del hombre que ya lo tiene todo. ¡Como todos nuestrxs abuelxs! 

Un fiestón que puedes ver pinchado sobre esta imagen.

Cumpleaños Amancio Ortega

Esperamos que os animéis a regalarles momentos únicos a vuestros Mayores. Serpentina Senior tiene multitud de ideas, singulares, personalizadas y muy certeras.

Más información en su web www.serpentinasenior.com

#CelebramosLosMuyTaitantos #MenosObsequios #MásFestejos