La economía colaborativa o el “sharing economy” como se define en inglés ha llegado para quedarse, pues está muy claro el valor social que éstas han sido capaces de generar gracias a la creación de espacios digitales que ponen en contacto directo a quien demanda un servicio con quien lo ofrece de manera rápida, simple y segura.

Pero el mayor beneficio que nos ofrece ésta nueva modalidad económica es el aprovechamiento y la optimización de recursos que hasta ahora se creían perdidos, Blablacar llena espacios en coches que creíamos serían siempre desperdiciados, y Wallapop nos ofrece sacarle ganancia a aquellos objetos que creíamos terminarían olvidados en un trastero o incluso en la basura.

Pero coches, objetos, pisos o recámaras no son los únicos recursos a los que les podemos dar una segunda oportunidad de ser revalorizados. Existen riquezas recuperables en todos los ámbitos de la vida y SabYos, una startup madrileña de impacto social, ha decidido poner en circulación uno de los más importantes recursos que tenemos en nuestra sociedad, pero que también los tenemos aún olvidados: las experiencias de vida de nuestros amados padres mayores y jubilados, abuelos y todos aquellos mal llamados de la tercera edad.

Si sumamos los años vividos de los más de 13 millones de españoles con más de 55 años, tendremos al menos una cantidad de 757 millones de años de experiencia de los cuales estamos muy lejos de estar aprovechando de manera asertiva, un número destinado a crecer pues nuestra población está envejeciendo sistemáticamente y cada vez vemos más brechas culturales entre las distintas generaciones.

La cantidad y variedad de conocimiento acumulado que tienen nuestros ancianos es inmensa, nuestros mayores no solo saben recetas culinarias extraordinarias, ellos manejan se han desenvuelto en todas las áreas que podemos imaginar cómo artes, negocios y finanzas, historia, amor y toda clase de aventuras como las llamadas batallitas, pero también sabemos lo complicado que muchas veces es tratar con éstas personas, sobre todo cuando no hay una relación de confianza preestablecida con ellos, es por eso que SabYos ha puesto en marcha un proyecto para aprovechar todo el aprendizaje validado que éstas personas han adquirido en su vida desarrollando una estrategia única para que ésta sea compartida y aprovechada por las generaciones más jóvenes. Estrategia que quieren compartir contigo y con el mundo entero.

La iniciativa de SabYos, como toda iniciativa innovadora, empieza acercándonos a nuestros early adopters tal y como lo hemos hecho en nuestro primer encuentro sobre ¿Cómo recuperar el valor de la experiencia de nuestros mayores?, en el que hemos encontrado personas que ya son sabias y buscan darle un nuevo valor a su experiencia. Les hemos conocido, y hemos compartido bastante para tener una idea de qué piensan, qué quieren, y sobre todo, cómo les gustaría sentirse valiosos una vez más. No creemos justo ni ético que la obsolescencia programada sea aplicada a nuestros ciudadanos, y no permitiremos que ésto siga siendo así.

Y es que corremos un riesgo enorme de que el patrimonio del conocimiento que tienen nuestros SabYos se pierda y que la sociedad tenga que repetir los mismos errores una y otra vez, como dice el biólogo y epistemólogo chileno Humberto Maturana, El futuro de la humanidad no son los niños, son los mayores, pues son ellos quienes pueden y deben educar desde el ejemplo y sobre todo desde el amor.

Se nos es claro entonces que hay muchas personas que debemos conectar, muchas nuevas experiencias que vivir, mucho que aprender y que enseñar si queremos una sociedad más inclusiva y sana. Ya estamos trabajando para conseguirlo, junto con el apoyo de MadridChange.org queremos jugar un importante papel en la cultura y en la sociedad Madrileña actual y requerimos de personas que compartan nuestros objetivos y valores para así ir formando una comunidad de SabYos cada vez más grande, recuperar y poner a valer toda esa experiencia y conocimiento que hasta ahora está relativamente aislada.

El ámbito de acción es inmenso y abarca actividades muy diversas para lo cual se amerita diferentes talentos y habilidades y posibilidades formativas.

TW: @SabYosLife