Según un nuevo estudio de Northwestern Medicine, la estimulación suave del sonido, como la precipitación de una cascada, se sincronizó con el ritmo de las ondas cerebrales de personas mayores, lo que aumentó considerablemente el sueño profundo y mejoró su capacidad para recordar palabras.

El sueño profundo es fundamental para la consolidación de la memoria. Pero con el envejecimiento, el sueño profundo disminuye sustancialmente, lo que los científicos creen que contribuye a la pérdida de la memoria.

La estimulación del sonido aumentó significativamente el sueño profundo de los participantes y sus puntuaciones en una prueba de memoria.

“Este es un enfoque innovador, simple, seguro y no farmacológico que puede ayudar a mejorar la salud del cerebro”, dijo la principal autora la Dra. Phyllis Zee, profesora de neurología de la Facultad de Medicina de Northwestern University y especialista en sueño de Northwestern Medicine. “Esta es una herramienta potencial para mejorar la memoria en las poblaciones envejecidas y atenuar el deterioro normal de la memoria relacionado con la edad”.

El estudio se publicó el 8 de marzo en Frontiers in Human Neuroscience.

En el estudio, 13 participantes de 60 años o más recibieron una noche de estimulación acústica y una noche de estimulación simulada. El procedimiento de estimulación simulada fue idéntico al acústico, pero los participantes no escucharon ningún ruido durante el sueño. Tanto para las sesiones simuladas como para las sesiones de estimulación acústica, las personas realizaron una prueba de memoria por la noche y de nuevo a la mañana siguiente. La capacidad de recordar después de la estimulación simulada generalmente mejoró en la prueba de la mañana en un pequeño porcentaje. Sin embargo, la mejora promedio fue tres veces mayor después de la estimulación de ruido rosa.

Las personas mayores fueron reclutados del Centro de Neurología Cognitiva y Enfermedad de Alzheimer en Northwestern.

El grado de mejora de sueño de onda lenta se relacionó con el grado de mejora de la memoria, lo que sugiere que el sueño de onda lenta sigue siendo importante para la memoria, incluso en la vejez.

Aunque los científicos  aún no han estudiado el efecto de noches repetidas de estimulación, este método podría ser una intervención viable para el uso a largo plazo en el hogar.

La investigación anterior demostró que la simulación acústica llevada a cabo durante sueño profundo podría mejorar la consolidación de memoria en jóvenes. Pero no se había sido probado en personas mayores.

El estudio utilizó un nuevo enfoque, que lee las ondas cerebrales de un individuo en tiempo real y bloquea la suave estimulación del sonido durante un momento preciso de la comunicación neuronal durante el sueño profundo, el cual varía para cada persona.

Durante el sueño profundo, cada onda cerebral u oscilación disminuye a aproximadamente 1 por segundo en comparación con 10 oscilaciones por segundo durante la vigilia.

Giovanni Santostasi, un coautor del estudio, desarrolló un algoritmo que suministra el sonido durante la parte ascendente de las oscilaciones de onda lenta. Esta estimulación mejora la sincronización de la actividad de las neuronas.

Después de la estimulación sonora, las ondas lentas de los participantes mayores aumentaron durante el sueño.

Se necesitan estudios más amplios para confirmar la eficacia de este método y luego “la idea es poder ofrecer esto para que las personas lo usen en casa”.

Los científicos de Northwestern, bajo la dirección del Dr. Roneil Malkani, están probando actualmente la estimulación acústica en estudios del sueño nocturno en pacientes con quejas de memoria. El objetivo es determinar si la estimulación acústica puede mejorar la memoria en adultos con deterioro cognitivo leve.

Estudios previos realizados en individuos con deterioro cognitivo leve en colaboración con Ken Paller, profesor de psicología en el Colegio de Artes y Ciencias Weinberg en Northwestern, han demostrado un posible vínculo entre su sueño y sus problemas de memoria.

Referencias:

  1. Nelly A. Papalambros, Giovanni Santostasi, Roneil G. Malkani, Rosemary Braun, Sandra Weintraub, Ken A. Paller, Phyllis C. Zee. Acoustic Enhancement of Sleep Slow Oscillations and Concomitant Memory Improvement in Older AdultsFrontiers in Human Neuroscience, 2017; 11 DOI: 10.3389/fnhum.2017.00109

Imagen:

Rene Magritte, “El espejo falso”.