La selección natural puede causar la mutación genética de la enfermedad de Alzheimer.

La investigación sugiere que las mutaciones genéticas para la enfermedad de Alzheimer pueden estar desapareciendo. En un mundo lleno de desastres naturales, guerras y creciente riesgo de infecciones incurables, un estudio está brillando con un pequeño rayo de esperanza de que tal vez el futuro no sea tan sombrío como nos imaginamos. El estudio encontró evidencia sutil para sugerir que ciertas enfermedades genéticas, como el Alzheimer y el asma, pueden ser eliminadas por selección natural. Claro, puede tomar algunos miles de años, pero al menos nuestras futuras generaciones tendrían algo que esperar.

La selección natural es la forma natural de asegurar que la vida siga a pesar de los cambios drásticos en el medio ambiente y el estilo de vida. Podemos pensar que los humanos han alcanzado su pico evolutivo, pero la investigación encontró evidencia de que las variantes genéticas que influyen en la fertilidad en los EE. UU. y Reino Unido están cambiando lentamente, y pueden estar trabajando para eliminar ciertas mutaciones que conducen a una serie de condiciones de salud graves.

Los datos mostraron que las personas con una cierta variación en el gen ApoE4 parecen morir mucho antes que aquellos sin la variación. Este hallazgo es notable porque esta variación está relacionada con la enfermedad de Alzheimer. Si las personas con este gen mueren demasiado jóvenes para reproducirse, no podrán transmitir el gen a las generaciones futuras, lo que provocaría que el gen y todos los rasgos asociados con él se extinguieran también.

“Si los hombres con ApoE4 tienen 0.1% menos niños en promedio que los hombres sin ellos, esto sería suficiente para que estas variantes se eliminasen rápidamente por selección natural”, explicó el investigador principal del estudio Hakhamenesh Mostafavi.

Además, la investigación notó una caída en la frecuencia de una cierta mutación del gen CHRNA3, comenzando en la mediana edad. Esto sugiere que las personas con esta variación genética no viven mucho tiempo, tal vez ni siquiera lo suficiente para reproducirse. Esto es importante porque el gen CHRNA3 se asocia con un mayor riesgo de fumar y la susceptibilidad al cáncer de pulmón.

Estos resultados se basan en pruebas de ADN de 210,000 personas del Reino Unido Biobank y Kaiser Permanente en California. Ahora se publica en PLOS Biology. El equipo notó que sus resultados no pueden tomarse como prueba de que estos genes desaparecerán. Si bien los investigadores pudieron observar diferencias variables en estas mutaciones genéticas, y pueden especular sobre lo que estas variaciones pueden significar con el tiempo, no hay forma de predecir con exactitud cómo continuará la evolución humana.

Un rasgo asociado con una vida más larga en una población hoy en día puede no ser útil en varias generaciones a partir de ahora o, incluso, en otras poblaciones modernas”

Además, incluso si la evolución eliminara estos genes, probablemente se necesitarían varios miles de años para ver los efectos. Si bien eliminar la enfermedad de Alzheimer de nuestro genoma sería ideal, mientras tanto, los investigadores están trabajando en diferentes formas de tratar y, finalmente, curar esta afección.

Referencias bibliográficas:

  1. Mostafavi H, Berisa T, Day FR, et al. Identifying genetic variants that affect viability in large cohorts. PLOS Biology . 2017