Organizaciones como la que hoy os presentamos nos reafirma en la apreciación, tantas veces expuesta en otros artículos de que, sin duda, disfrutaremos de un futuro más humano. Senda de Cuidados resuelve con creatividad dos problemáticas que azotan nuestra conocida* sensibilidad sobre la atención de personas en situación de dependencia y el colectivo migrante. 

Dignidad, respeto, justicia, calidez y corresponsabilidad son pilares sólidos para cualquier emprendimiento social pero que cualquier sociedad madura, por sí sola debería promover y reconocer. Nosotros hoy les ponemos el foco (del cariño y la admiración) y aplaudimos su noble propósito. ¡Gracias chicxs! 

En su web exponen así, sus principios e historia. ¡Ahí van! Frente a la ficción moderna que nos construye como seres individuales e independientes, son cada vez más las voces que reclaman visibilizar el papel fundamental que tienen los cuidados y la interdependencia a la hora de hacer posible y sostenible nuestra vida.

Convencidos/as de que el cuidado es algo positivo y valioso, Senda de Cuidados es también una apuesta por dignificar el valor los cuidados. Invisibilizado, negado y recluido dentro del hogar, el trabajo de cuidados ha sido y sigue siendo un espacio de vulneración sistemática de los derechos sociales y laborales más básicos.

Por eso, en Senda de Cuidados queremos reconocer la labor social de los y las profesionales del cuidado y contribuir a que puedan realizarla en las mejores condiciones laborales y profesionales. Queremos luchar, en suma, contra la doble explotación que generalmente sufren estas profesionales, derivada tanto de las condiciones del empleo doméstico como del hecho de que muchos de ellos sean personas que emigraron de sus países en busca de una vida mejor y que aquí tienen que enfrentarse a la posición subordinada del inmigrante.

Queremos hacer de la vulnerabilidad (la nuestra, la de los cuidadores, la de las personas a las que van a cuidar…) potencia, no como aquello que lo puede todo, sino como aquello que, sabiendo que no lo puede todo, es capaz de inventar nuevos sentidos de vida**. 

No sólo contáis con nuestro apoyo, cariño, gratitud y un reconocimiento mayúsculo es el que de por vida tendréis presente entre el equipo de utópicos, que forma QMAYOR. 

*No hace mucho asistíamos a la Jornada de la Caixa, Primero, las personas. Cuidar como nos gustaría ser cuidados.

**Cree la paloma que sin el rozamiento del aire volaría más fuerte… pero no sabe que es precisamente ese rozamiento el que le permite volar. (Immanuel Kant)