Un altar en forma de mural luce en La plaza del Oeste en homenaje a la gran estrella

Las magistrales y desbordantes letras y melodías de ‘Star man’, ‘Space Oddity’, ‘Ashes to ashes’, ‘Ziggy Stardust’, ‘Life on Mars’, ‘Heroes’ y ‘Changes’, que sobresalen con luz propia entre el casi infinito, inmenso y genial universo creativo de David Bowie, alumbraron este sábado un singular homenaje póstumo al incombustible cantante y artista británico en el barrio del Oeste. 

David Bowie Salamanca Homenaje

Fuente: La Salchichería

Por la mañana, el grafitero Nego inauguró ‘El rincón de Bowie’, con una intervención en uno de los muros del edificio La Salchichería de la plaza del Oeste. Con esta iniciativa, promovida por La Salchichería en colaboración con la asociación de vecinos Zoes, se tributó un emotivo homenaje a Bowie, de manera que cualquier persona puede dibujar, escribir o plasmar en el muro cualquier referencia relacionada con el camaleónico músico británico. Además, la intervención coincidió con otro homenaje al mítico cantante que encarnó el inmortal personaje de Ziggy Stardust, realizado también en La Salchichería de la mano de tres DJs, que hicieron un repaso por la discografía y la trayectoria musical de David Bowie, que se remonta a la década de los 60 y que culminó el pasado 8 de enero, justo el día de su 69 cumpleaños, con la salida mundial al mercado de ‘Blackstar’, su último y enigmático disco, dos días antes de su fallecimiento el 10 de enero en New York.

David Bowie Salamanca Homenaje

El grafitero Nego tras finalizar su obra en La Plaza del Oeste | Fuente: La Salchichería

David Bowie ha ingresado en la historia de la música como el hombre que rompió barreras estéticas, artísticas y sexuales, llegando a vender 136 millones de discos. Bowie cosechó notoriedad en julio de 1969, cuando su sencillo ‘Space Oddity’ llegó al top 5 de la lista británica de sencillos. Después de tres años correspondientes a una etapa de experimentación, resurgió en 1972, en plena era del glam rock, con su extravagante y andrógino álter ego de Ziggy Stardust, gracias a su exitoso sencillo ‘Starman’ y al disco ‘The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars’. En 1975 consiguió su primer éxito en Estados Unidos por medio de su exitoso sencillo ‘Fame’. Después de ello, confundió tanto a su discográfica como a sus seguidores estadounidenses con el disco minimalista ‘Low’ (1977), la primera de tres colaboraciones con Brian Eno. Todos estos álbumes, conocidos como la trilogía de Berlín, recibieron todo tipo de elogios. A finales de los 70 consiguió números uno en el Reino Unido con el sencillo ‘Ashes to ashes’ y su correspondiente álbum, ‘Scary Monster’. Yllegó a colaborar con Queen con su celebrado y profundo ‘Under preasure’. En 1983 se alzó con otro éxito planetario con ‘Let’s Dance’, al que siguieron ‘Modern love’ y ‘China girl’.

Fuente: El Norte de Castilla