La Fundación Edad&Vida, en el marco de la celebración este miércoles en Barcelona de sus Mesas de Diálogo sobre ‘Soledad y personas mayores’, reclamó mayor compromiso por parte de la Administración, las entidades sociales, los profesionales y la sociedad en su conjunto para desarrollar “programas y proyectos para prevenir, detectar y abordar las situaciones de soledad no deseada en personas mayores”.

El encuentro, que contó con el apoyo de DKV y de la Obra Social “la Caixa”, y con la colaboración de la Diputació de Barcelona y Amics de la Gent Gran, fue inaugurado por el director general de la Fundación Edad&Vida, Albert Vergés; el director general de Seguros Generales y Vida de DKV Seguros y Ergo Seguros, Juanjo Mulero; la directora del Departamento de Personas Mayores del Área Social de la Fundación Bancaria “la Caixa”, Cristina Segura; y el gerente de los Servicios de Bienestar Social de la Diputación de Barcelona, Josep Muñoz.

La jornada profundizó en un fenómeno de gran complejidad y que oculta numerosas dimensiones de la mano de expertos en la materia (psicólogos, trabajadores sociales, responsables políticos, etc.) que trataron aspectos como la percepción social de la soledad, sus efectos sobre la salud y las posibles formas de abordar la soledad tanto a nivel domiciliario como en centros residenciales.

Durante su intervención, Albert Vergés insistió en que la soledad de las personas mayores es un tema que requiere la máxima atención en un contexto de envejecimiento poblacional y de incremento del número de hogares en los que sólo vive una persona.

Según datos del INE, en uno de cada cuatro hogares vive una persona sola y, en un 42% de los casos, se trata de una persona mayor de 65 años, en su mayoría mujeres. “Así, prácticamente dos millones de personas mayores viven solas en España, casi 300.000 en Cataluña”, dijo Vergés.

En la mayoría de los casos, se trata de una soledad no deseada, que viene dada por el deterioro de la salud y la disminución del número de actividades que permiten a estas personas relacionarse, los nuevos modelos familiares y el incremento de la longevidad, entre otros factores.

“Superar esta situación no es sólo responsabilidad de la persona mayor o de su entorno familiar, sino de la sociedad en su conjunto. Hay que llevar a cabo, por tanto, una tarea importante de sensibilización a todos los niveles”, concluyó el director general de la Fundación Edad&Vida.

Por su parte, Josep Muñoz recordó que un 22,4% de la población mayor de 60 años vive sola, por lo que hizo hincapié en la importancia de crear espacios donde las personas mayores pueden sociabilizar.

Igualmente, Cristina Segura afirmó que es importante abrir espacios de debate para abordar esta temática, en la que muchas entidades y administraciones están ya trabajando.

Y finalmente, Juanjo Mulero, destacó la importancia de sensibilizar al conjunto de la sociedad sobre este tema y su influencia en el estado de salud y la calidad de vida de las personas mayores.

PERCEPCIONES DE LA SOLEDAD

La jornada contó además con la presencia de José Javier Yanguas, doctor en Psicología Biológica y de la Salud e investigador de la Fundación Matía, quien, en este contexto aseguró que “los que están solos creen que es a causa de la falta de oportunidades y los que están acompañados piensan que la soledad es culpa del propio individuo”.

Asimismo, Laura Coll, de la Fundació Salut i Envelliment, moderó una mesa redonda sobre las percepciones de la soledad en la que participaron Amaia Cilveti, coordinadora de Programes de Gent Gran de la Obra Social “la Caixa”, Helena Simón; técnica de intervención comunitaria del proyecto RADARS del Ayuntamiento de Barcelona; Celso Fernández, voluntario y patrono de la asociación Amics de la Gent Gran, y Vanessa Fandiño, psicóloga de la residencia municipal Parc Guinardó, gestionada por Eulen Servicios Sociosanitarios.

Además, María José Aldunate, responsable de Asistencia Psicológica y Atención al Duelo de DKV Seguros, dio paso a Sonia Hernández, coordinadora del proyecto “Sempre Acompanyats” de Cruz Roja y la Obra Social “la Caixa”, y a Albert Quiles, director gerente de Amics de la Gent Gran, quienes presentaron sendos programas para combatir la soledad en las personas mayores.