La Fundación Abertis organiza en Madrid el miércoles 28 Junio una jornada abierta al público en la que expertos en Seguridad Vial analizarán la situación de los conductores a partir de los 70 años.

¿Debería haber una edad máxima para conducir del mismo modo que hay una mínima para obtener el permiso?

El observatorio Conducir a los 70 y a los 80, ¿por qué no? invita a reflexionar sobre si la edad es el baremo adecuado para decidir si una persona mayor aún es apta para la conducción.

Esta discriminación debería tener en cuenta las capacidades objetivas de cada conductor. Existen otras posibilidades como la reducción del periodo de validez de los permisos de conducción en pos de un control más continuo o la modificación de los trámites para los reconocimientos médicos.

Son dos medidas con una única finalidad: un control exhaustivo sobre el estado psicofísico de los conductores mayores de 64 años.

Los temas sobre los que profundiza el observatorio Conducir a los 70 y a los 80, ¿por qué no? se antojan más necesarios que nunca en un escenario en el que la sociedad presenta una tendencia imparable de envejecimiento.

En la última década, el número de conductores de más de 70 años se ha incrementado en España más de un 50%, mientras que si echamos la vista algo más atrás, al año 2000, el incremento de conductores de la tercera edad ha sido de más del 90%. Así, el año pasado (Fuente DGT, 2016), los conductores de más de 70 años representaban ya el 9% del total de las 26 millones de personas que tenían un permiso o licencia de conducción en España. Diez años antes, este sector era sólo un 6% del total de conductores.

Declaraciones como “Estoy en perfecto estado, ¿por qué tendría que dejar de conducir?, o “Con mis 40 años de experiencia y más de un millón de kilómetros, llevo el coche mejor que muchos jóvenes” o incluso “yo, como persona mayor que soy, autorregulo mi capacidad para conducir, asumo pocos riesgos y me limito a conducir de día sin sobrepasar la velocidad máxima permitida”, son las que proceden de algunos veteranos conductores que se resisten a perder la independencia que les da el conducir. No obstante, sus condiciones psicofísicas y algunos accidentes provocados por estos conductores de la tercera edad, conllevan a plantear algunas preguntas como “¿Debería haber una edad máxima para conducir del mismo modo que hay una mínima para obtener el carnet de conducir?, ¿Cómo afecta una disminución de reflejos?, ¿Son adecuados los tests psicotécnicos para medir las capacidades de este grupo de edad?, ¿Cómo nuestra envidiable red de carreteras se ajusta a estos conductores?, ¿Cómo garantizar la movilidad de todas las personas, y más de las personas mayores?,…

Con el fin de abordar esta temática, la Fundación Abertis organiza en Madrid el próximo miércoles 28 Junio la jornada abierta al público “Conducir a los 70 y a los 80, ¿por qué no?”, en la que expertos en Seguridad Vial (Dirección General de Tráfico, Asociación Española de la Carretera, Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes “DIA”, Instituto Gutmann, Fundación para la Seguridad Vial “FESVIAL”, Asociación Española de Centros Médicos y Psicotécnicos “ASECEMP”, Autopistas y la propia Fundación Abertis) analizarán la situación de los conductores a partir de los 70 años, antojándose esta temática más necesaria que nunca en un escenario en el que la sociedad presenta una tendencia imparable de envejecimiento.

Lugar y fecha de la Jornada: Sede de la Fundación Abertis (Paseo de la Castellana, 39. Madrid). Miércoles 28 de Junio, de 12 a a 13:30h

Consulta el programa en: http://www.planetavial.es/observatorioabertis/programa/