• Comenzamos nuestro encuentro con un clásico, ¿quién es Raquel Herranz?

(Se ríe) A ver, pues soy una trabajadora social que comenzó a trabajar en Unión Democrática de Pensionistas al poco tiempo de terminar la carrera en el año 86. Salí de la universidad directa a UDP. Desde entonces sigo aquí. Empecé sin quererlo porque al principio tenía mucho miedo con el papel que el director de entonces me había asignado. Aquello me pareció horroroso y dije que no quería trabajar aquí, pero él insistió y hasta hoy.

Empecé gestionando las subvenciones del Imserso, bueno de lo que fue previo la Dirección General de Acción Social, que eran para el mantenimiento general de la casa y hacer pequeñas mejoras de las instalaciones. Todo estaba orientado al desarrollo de las asambleas que teníamos cada 6 meses, alguna actividad de promoción de la entidad y a la correspondiente justificación. Luego surgieron otros proyectos a partir de la primera convocatoria del IRPF, en el año 89. Hicimo un proyecto de fomento y mejora los clubs y hogares de las personas mayores y nos dieron una gran ayuda de muchos millones de pesetas y se beneficiaron muchos centros de mayores de los de entonces y muchas personas mayores de entonces también, claro.

  • ¿En que año se constituyó UDP?

En el año 1977.

  • Entonces llevas 30 años en la institución

Sí, así es…. alguno más

  • Qué queda de aquella jovencita que inició su carrera profesional aquí

(Se vuelve a reír). Nada y todo. Eh, no queda nada si te fijas en el físico pero sigo con la misma ilusión.

  • ¿Cómo has conseguido mantenerla?

Pues cada vez que me hablan de organizar algo en mi cabeza, rápidamente empiezo a ver cómo podría funcionar estas ideas y como ponerlas en marcha.

  • ¿Cómo has visto evolucionar el país en estos años y el papel de los jubilados?

Muchísimo, no te puedes imaginar el cambio tan grande. Yo cuando empecé a trabajar en UDP en el año 86, la Junta directiva estaba formada por personas que habían estado exiliadas durante la dictadura franquistas y muchas de ellas, habían estado condenadas a muerte. Incluso, algunas que habían vivido en campos de concentración. 

Yo recuerdo muchas mañanas en UDP en las que buena parte la dedicábamos a escuchar las experiencias de vida de los directivos de UDP de entonces. Sólo tenía que escuchar y aquello fue impresionante. Gente que había luchado para traer la democracia y mejora la vida de sus conciudadanos y de sus futuras generaciones. Aprendí mucho de ellos

  • ¿Las mismas o distintas reivindicaciones que les unen ahora?

Se sigue reivindicando ahora igual que antes, pero antes con peores condiciones y con muchas más cosas para conseguir. Las pensiones eran muy bajas, se partía de tener menos y tener que conseguir mucho más. Ahora ya están alcanzadas muchas de las reivindicaciones de entonces. Aunque quiero decir que es necesario seguir reivindicando mejoras en muchos temas. 

Por otra parte y muy importante, es que la mentalidades de los jubilados de entonces y ahora es muy distinta. 

Así cambia tu voz a medida que envejeces

  • ¿En la historia de UDP cuántas presidentas han habido?

Mujeres, dos. Oilda Montoya Zarate y Paca Tricio. 

  • ¿Qué recuerdas de la primera?

Bueno, puf… fue una mujer fantástica. Era viuda y presidenta de las viudas de Vizcaya… con una capacidad de trabajo increíble, con una ideas clarísimas. Muy metida en la organización. Muy bien.

  • ¿y de Paca Tricio?

Fue mi directora gerente desde el año 2002. Ahora ha cogido las riendas de la presidencia aprendí muchas cosas con ella como gerente.

  • ¿Observas diferencias en el liderazgo femenino?

Sí, yo soy de las personas que piensan que las mujeres mueven el mundo. Ellas movieron todo el entramado que se encontraron. Desgraciadamente las directivas de UDP son mayoría de hombres, hay pocas mujeres. Yo considero que, éstos siguen siendo machistas.

  • ¿Te has planteado como será tu jubilación?

Jajaja. No sé si me jubilaré. Supongo que me imagino vinculada colaborando con esta casa que es importantísima para mi. Sería una especie de Paca Tricio, una voluntaria más…, pero antes me cogeré un año sabático, jajajajaja

  • ¿Cuáles son los retos actuales de UDP?

Primero supongo que habrá que hacer una reestructuración de la entidad porque la entrada de Paca Tricio ha revolucionado directivas y ahora tenemos que ajustar todo este tema. Seguimos trabajando en proyectos que tienen que ver con la promoción de un envejecimiento activo y saludable, con su empoderamiento. Con la información y formación al colectivo y toda la sociedad sobre las problemáticas que ahora les afectan, malos tratos, soledad……. 

Aunque son las directivas las que deben decidir, sería genial que se incorporaran a más mujeres a las directivas de UDP. Espero no ganarme enemigos, sólo pretendo que la mujer cuente y aporte todo sus saberes y experiencias. 

Como sabes, UDP no es una organización política apoya todas las manifestaciones pero no se manifiesta  en ese sentido, aunque UDP forma parte de la plataforma de defensa de las pensiones.

  • Estos pensionistas con los que tratas, ¿son conscientes de otros problemas relativos a la vejez que van más allá de las pensiones? Como por ejemplo, el maltrato institucional o familiar que este colectivo sufre. 

No lo sé. Creo que las personas mayores de ahora no conocen muchas cosas de las que ocurren como podríamos hablar de los malos tratos, las sujeciones (físicas y químicas) en el ámbito residencial, etc. De hecho UDP tiene un programa para alertar de esta problemática y tantas otras. El maltrato hacia las personas mayores existe y no debe esconderse. 

O Lecer Senior Care es la misión de Rebeca Rebolo